Desvaneros que me acompañan

¿Tienes una máquina de coser muerta de risa, porque no sabes o no te atreves a usarla?
Quizá mi blog te ayude. A mí me pasaba igual. Aprendo y desaprendo a diario.
Tengo varios posts para empezar desde cero patatero.
Ilustraci-n-de-costura-para-ponerla-en-mi-blog-1
¿Avanzamos juntos? ¡Nadie nace sabiendo!

Reto amistoso 123: hojas. Camino de mesa.

Camino de mesa enmarcado

¡Hola, desvaneros!:

¿Teníais ganas de que llegase esta fecha, verdad? Yo también. Lo bonito de los retos no es solo tratar de superarse a uno mismo y crear algo único, sino el visitar a los demás participantes y comprobar la inventiva de todos ellos, partiendo del mismo tema para todos. Es sorprendente y emocionante ese recorrido de casa virtual en casa virtual. Y de paso desconectamos un poco del asunto que tanto nos preocupa a nivel mundial.

Retomando lo del reto, si recordáis, la semana pasada os hablaba de la propuesta de la anfitriona de este mes, así que hoy cumplo con mi parte y os muestro lo que yo he hecho para esta reunión de artesanía. Por cierto, no podéis perderos su proyecto para el reto 122, porque yo al menos, lo di por ganador en cuanto lo vi y no me lo puedo quitar de la cabeza. Lo podéis ver aquí

Pero no me explayo más con este preámbulo. Si os parece comenzamos con el reto como tal...

Cartel para el reto amistoso 123

El tema, hojas, no sé a vosotros, pero a mí me resultaba super atractivo. Adoro las hojas de los árboles. ¡Si hasta el logo de mi blog lleva una! Así que no tenía excusa... 

Podría haber hecho algún colgante con dijes de esa forma, pero como ya los he hecho con anterioridad, esta vez quería algo distinto. Mi primera opción, de hecho esta que os traigo hoy como "la oficial" la hice obligada porque el primer proyecto se fue al traste por errores de cálculo importantes míos, cuando ya estaba acabado...

Bueno, como digo, mi primera opción fue un bolso de mano o clutch. Y para ello seguí las instrucciones de un tutorial maravilloso de Yuyi's Creations, pero ya digo que el proyecto acabó en desastre, no por ella, sino por mí  (luego, si os portáis bien, quizá os lo muestre al final del post de hoy 😉😉😉).

¿Y qué pasó? Que tras un cabreo monumental me quedé sin proyecto para el reto, pero me pasé el resto de horas, hasta bien entrada la noche, viendo vídeos y más vídeos de trabajos realizados con el material principal para este trabajo de costura (luego os lo desvelo), Y sin darme cuenta, casi como por arte de magia, a la tarde siguiente, me vino la idea de improviso y todo fue rodado.

Por supuesto tiene sus pequeñas imperfecciones, pero a mí me encanta el resultado: ahora mi mesa del comedor queda menos desangelada, y cumplí por una parte con mi deseo de usar la tela de arpillera, la cual adoro y suelo usar mucho en mis proyectos de scrap y mix-media, y lo más importante: lleva montooooooooooooones de hojas, algo indispensable para este reto.

Para hacer esta labor no requerí ningún patrón, y a decir verdad, tampoco ningún tutorial, porque los de caminos de mesa (creo que no vi ninguno al completo) no encajaban con lo que yo buscaba. No obstante, os dejo con los materiales que yo he empleado por si este listado os puede ser de utilidad.


Cartel de proyectos de costura


MATERIALES PARA EL CAMINO DE MESA

  • Tela de arpillera, de saco o yute en color oscuro. Según dónde viváis se denomina de una u otra manera. En concreto la pieza que yo he utilizado mide 1'30 m  X 0'3 m
  • Tela tipo gasa con motivos grises y blancos para la base. Medidas aproximadas: 1'35 m  X 0'36 m.
  • Cinta decorativa verde con motivo de hojas para decorar la parte central del proyecto. Crea un efecto muy bonito a modo de enredadera.
  • Hilos de costura: blanco y verde.
  • Tijeras de tela y tijeras cortahilos.
  • Máquina de coser
  • Dos prensatelas diferentes: el normal y el de cremallera.
  • Alfileres y pinzas de patchwork.
  • Pegamento textil (aunque al final apenas lo usé).
  • Tira de madroños en color gris.

A continuación os dejo una imagen con parte de los materiales que reuní inicialmente. Poquitos y muy sencillos. Por cierto, algunas de las imperfecciones que observaréis en el proyecto ya acabado son a causa de que corté ambas telas a mano con las tijeras, en lugar de emplear el cutter rotatorio que es más preciso, y por miedo a meter la pata no quise arriesgarme luego a rectificar.


Parte de los materiales con que hice el proyecto

⤗RESUMEN DEL PASO A PASO:

  1. Al comienzo pensé en poner algún tipo de entretela bajo la arpillera, pero simplifiqué al máximo y no lo hice (no quería que esto también acabara en desastre costuril 😂😂😂). En su lugar, me limité a cortar las dos telas respetando siempre la idea de que la de la base fuera de mayor tamaño, porque mi intención era que la tela del fondo sobresaliese por los cuatro lados de la arpillera, para dar algo más de luz al conjunto. 
  2. Y sí, podría haber realizado un pequeño dobladillo por todo el contorno, pero para simplificar nuevamente solo hice dobladillo en los dos lados más cortos, y luego cosí ambos con costura recta. De todos modos, no descarto añadir dobladillo más adelante en los dos anchos.
  3. En general la realización, no fue nada complicada, pues ni me molesté en coser el proyecto del revés, para ahorrarme así el tener que dejar el consabido hueco para girar la pieza del derecho y luego rematar todo. Es decir, cosí todo del derecho. Con la arpillera más o menos centrada sobre la tela de la base, uní la más rústica a la base con una costura de falso overclock. Y es que este tipo de tela se deshilacha con una facilidad pasmosa. Lo más complicado en sí, fue precisamente evitar el deshilachado en la medida de lo posible, y apañarme con una pieza de tela tan grande, pues no estoy acostumbrada.
  4. Para unir los madroños al camino de mesa (solo los puse en los extremos más cortos) empleé por una parte el prensatelas para cremalleras, y por otra puntada en zig-zag (tengo poca experiencia en la costura, pero para estos casos esta puntada me suele dar mejores resultados que la recta). Como veis, dos truquis, que quizá os ayuden 😉.
  5. Lo último que coloqué fue la tira central de la cinta decorativa (a mí me recuerda a una enredadera). Probé a aplicar un poco de pegamento textil en los extremos para ayudarme a coserla sin que se desplazase, pero no me convenció y enseguida cambié de parecer colocándola con alfileres. ¡Viva el método tradicional! Y aquí os doy un tercer truquillo: se fija mejor si los colocáis en diagonal atravesando una hoja de cada lado como os muestro en la imagen. Por supuesto, en esta parte del proyecto empleé un color de hilo más adecuado, aunque no llega a ser del mismo tono que el de las hojas y se ve un poco. Además, como en el caso de los madroños usé también el prensatelas de cremalleras y puntada zig-zag.



Viendo la imagen anterior me quedo con ganas de darle algo más de colorido. Sería estupendo saber bordar y hacerlo tan bien como Isabel de Alromasar, Herminia Regolf o con la técnica de la que nos hablaba Esther hace poco desde su blog, Flor de Diy's, pero por ahora ni una ni otra forma de bordado son lo mío.

Y bueno, ahora llega el momento de la verdad: las fotos para que veáis el proyecto ya acabado. Como siempre no son del todo buenas, pues vivo en un piso interior y eso dificulta bastante la tarea, aun así espero que se aprecie el resultado y os guste. Por cierto, si os animáis a hacer uno similar avisadme sin falta. Me encantará verlo.

Camino de mesa visto a lo largo




Detalle de los madroños

¿Os ha gustado mi camino de mesa? Me encantaría saber vuestra opinión, por favor. Con unas pocas palabrillas bastará. Ya sabéis que me estoy iniciando en la costura y cada opinión y valoración cuenta. Así que sed sinceros, por favor.

Y ahora, con vuestro permiso, os dejo porque tengo muchísimas ganas de ver qué han hecho los demás participantes. Y, aunque no os lo puedo prometer, si puedo, volveré por aquí el próximo lunes. Eso sí, por Instagram podéis ver con más frecuencia, la mayoría de mis proyectos. Decidáis lo que decidáis estaré encantada de vuestra visita.

Nos vemos, y por favor cuidaooooooooooooooooooooooos mucho. El Coronavirus no es para tomárselo a broma. Un besazo.

Firma-para-F-brica-secci-n-de-costura
EDITO:

Edito la entrada para poder incluir el certificado de participación en este reto. Gracias, Anamá.


Logo de participación en Reto Amistoso 123

Presentación del reto amistoso 123

¿Quién nos iba a decir a todos que marzo iba a ser un mes tan duro, verdad? ¡Ojalá aprendamos algo de  esta situación? Como por ejemplo a ser más solidarios de lo que eramos.

Y es que esta crisis que recorre el mundo nos hace más vulnerables, pero a la vez, si somos responsables, un poco más empáticos. ¿Acaso no vistéis las imágenes del Director del Servicio Aragonés de Salud, emocionado, incapaz de seguir con la rueda de prensa en la que estaba hablando en ese momento? Eso demuestra que entre los responsables también existe gente con cierta sensibilidad que no habla de la ciudadanía como si se tratase de una lista de la compra.

Es maravilloso comprobar la cantidad de iniciativas solidarias que han surgido al paso de esto para tratar de hacer más llevadero no solo el encierro en casa, sino el que las personas más mayores puedan acceder a los artículos de primera necesidad. Entre otros aspectos positivos en medio de este desastre está precisamente que hemos aprendido a valorar mucho más esas pequeñas cosas del día a día, y la labor que realiza todo el personal sanitario de nuestro país, así como la del servicio de limpieza tan imprescindible y tan infravalorado hasta el momento, y los empleados de los supermercados y tiendas de alimentación... Así que quedémonos con la parte buena, aunque cueste ser optimistas...

En fin, dicho esto, espero de corazón que estéis bien vosotros y los vuestros. Y prometo que os lo deseo con todas mis fuerzas, desvaneros.

Y sí, sé que cuesta evadirse de este asunto tan grave para tratar de pensar en algo más bonito, entretenido y creativo, pero es lo que toca hoy, puesto que sin darme cuenta se me viene el tiempo encima y aún no había hablado por aquí de la propuesta del Reto Amistoso 123 que este mes corresponde a Ana de Rabaglio, responsable del blog El Taller de L'Ana, por ser la ganadora de la edición precedente.

Si os parece, os dejo con el logo oficial de esta edición. La 123 ya... ¡Madre mía, qué barbaridad! y así podéis acercaros a su sitio para conocer a fondo los requisitos, pero también sus proyectos. 

Logo oficial del Reto amistoso 123


Yo, volveré por aquí el día 31, en lugar del día 30, aprovechando así la presentación de mi proyecto para este reto. Para el que he sufrido bastante (ya os lo contaré) pues con el proyecto ya casi terminado, por un fallo de cálculo, no pude enmendarlo y hube de hacer otra cosa muy distinta a la prevista en un comienzo. Y es que ¿qué sería de mí y este sitio sin mis meteduras de pata?

En fin, desvaneros, lo dicho, por favor cuidaos muchísimo. Nos vemos el día 31 al mediodía (hora peninsular).


Un abrazo.


Firma_nueva_y_moderna_m_s_peque_a

Crear un chat para atender encargos

Está claro que no son tiempos fáciles en nuestro país ni en el mundo. El COVID-19 quedaba muy lejos cuando estaba en China y parecía que nunca nos iba a tocar. Tampoco escarmentamos demasiado teniéndolo en Italia, y ahora que ya lo tenemos repartido por todo el territorio español, todavía algunos se lo toman a risa. 

No soy médico, ni enfermera, ni auxiliar de enfermería, ni tengo formación alguna en el ámbito sanitario, pero cuando médicos/as y enfermeros/as, acostumbrados/as a verdaderas urgencias y barbaridades médicas señalan que están desbordados y que lo mejor es que nos quedemos en nuestras casas, por más que nos joda (hablando en plata), lo dicen por algo. 

No nos tomemos esto ni como un suplicio, ni como unas vacaciones, porque desde luego no es ni una cosa ni la otra. Creedme, tengo miedo como el que más. No por mí, sino por mis padres. De hecho, mi madre sigue sin comprender mi determinación de no ir por su casa en varias semanas: debido a mi trabajo estoy en contacto directo con mucha gente de todas las edades... pues trabajo en la recepción de un polideportivo, con lo cual, irremediablemente tengo muuuuuuuuuuuchas pero que muchas papeletas para haberlo cogido, y lo que menos quiero es que mis padres enfermen por mi culpa. Pero claro, mi madre tiene demasiado arraigado ese gen, que solo las madres parecen tener, y se le hace un mundo que su hija decida protegerla a ella y que por una vez se inviertan nuestros papeles. #yomequedoencasa #quedateencasa #quédateencasa

Por favor, mantengamos la cordura y la calma, pero seamos también capaces de ver el lado positivo a esto, restando tareas a nuestra eterna lista de cosas pendientes. 

Hoy, para variar, no vengo a hablaros de costura, sino de una herramienta o recurso que pienso os puede ser útil a quienes contáis con un blog creativo o de artesanía y que aceptáis encargos.Puede que de este modo, eliminéis un elemento de esa lista de tareas por realizar... Os hablo en este caso de un chat. No entendamos esto como un chat de esos en que la gente no deja de intervenir una y otra vez con chorradas, sino un chat enfocado a que nuestros posibles clientes contacten con nosotros para hacernos un pedido. Está bien, por supuesto, tener un teléfono de contacto en nuestro blog o un formulario o e-mail, pero el chat puede ser un buen complemento a todos ellos. Se trata de una forma de "contacto directo y personal" con cada posible cliente. ¿No sería estupendo poder contar con algo así que nos ayude a incrementar el número de encargos de nuestro pequeño negocio online?


Cartel de crear un chat

Existen diversas plataformas. Cada una con sus pros y sus contras, por eso conviene que analicéis a fondo cuál se ajusta más a lo que queréis. Os menciono algunas de ellas, ¿de acuerdo? En este artículo podréis saber cuáles son las ventajas e inconvenientes de la mayoría de las que sugiero en esta lista:

  • Zendesk
  • PureChat
  • iFlyChat
  • ChatWee

Si tenéis un blog en Blogger, en vez de en WordPress, es posible que algunas de ellas no funcionen adecuadamente en vuestro sitio, como por ejemplo ChatWee. Pero bueno, es todo cuestión de instalar y probar la versión gratuita de cada una de ellas y decidiros por una o por otra. 

Cada vez más buscamos la inmediatez en todos los ámbitos, y por otra parte el incremento de compradores que buscan la comodidad de poder comprar algo desde el sofá a golpe de click es imparable. Quizá incorporar un chat a vuestro sitio, ayude a que este evolucione a una nueva era. ¿Os animais?

Como sé que muchos de los que acudís a mi blog conocéis a Jen de Little Kimono, os sugiero que os decantéis precisamente por la primera opción que figura en mi lista. Si os fijáis en su blog, en la parte inferior izquierda, aparece un cuadro de diálogo que nos deriva a un chat y corresponde a Zendesk. Conozco el blog de Jen desde hace muchos años, y si mantiene activo el chat en esa plataforma, eso ya me inspira confianza y es buena señal. Además os puedo decir que yo misma probé a instalarlo en su día en este mismo blog (alojado en Blogger, como el de Jen) hace algún tiempo y me gustó bastante. Lo que pasa que no acababa de encajar demasiado con la progresión de visitas de mi sitio, así que lo desinstalé, pero de verdad que me parece una apuesta interesante. Nadie mejor que cada uno para saber qué necesita su blog, por modesto que sea, y poder sacar más partido a sus visitas.

Sea como sea, si decidís que Zendesk es vuestra mejor alternativa, os dejo este enlace donde se explica cómo instalarlo en nuestro sitio blogspot. Espero que esto os ahorre trabajo.

Y bueno, esto es todo lo que quería contaros. Es posible que esta entrada os resulte corta, pues el tema en sí del artículo tiene mucha miga, pero no quiero ahondar demasiado sobre un asunto del que podéis encontrar información mucho más completa en otras webs. Yo me limito tan solo a sugeríroslo como un paso más en el avance y progreso de vuestro sitio. 

Eso sí, si os decidís, tened en cuenta que la estética también tiene un peso importante en este asunto. Y si el aspecto global de vuestro blog no parece profesional o cuidado, puede que el chat no contribuya precisamente a mejorar esa primera sensación en el visitante. Se trata de un todo que ha de ser equilibrado. Por tanto, aprovechad también estos días de cuarentena para retocar un poco esa fachada de vuestro mundo 2.0, seguro que el cambio merece la pena. Y no os asustéis, Blogger ofrece la posibilidad de instalar plantillas responsive de forma gratuita desde su propio escritorio, osea que no vais a tener que gastaros ni un duro si no queréis.

En fin, si os animáis a incorporar este tipo de pluggin en vuestro blog me encantaría saberlo. ¿Conocéis alguna otra plataforma? Es verdad, que si lo instaláis tendréis que actualizar la política de privacidad de vuestro sitio para no incumplir la LOPD, pero el cambio seguro que es para mejor. ¡Ya me lo contaréis!

Nos leemos, un abrazo.

Fundamentos de la costura a máquina que nunca debes olvidar

Cartel de hablamos de costura

Seguro que más de una vez has tenido que frenar en seco ante un pequeño contratiempo mientras realizabas algún proyecto. Es desesperante, ¿verdad? 

Uno cree estar con los cinco sentidos a lo que está realizando en ese momento, aunque quizá sea un trabajo que ya ha realizado con anterioridad, y por alguna extraña razón el resultado no es para nada lo que esperaba.

Ante eso hay varias opciones, pero desde luego la menos deseable es la de tener que rehacer todo de nuevo. A veces esos fallos nos sirven para recurrir a algún improvisado toque de creatividad que tape esos desperfectos, pero claro no siempre es posible esconder tales errores. 

Por eso, hoy vengo a hablarte de algunos fallos que yo cometía (bueno, no me voy a echar flores) que aún cometo, por puro despiste o exceso de confianza, o simplemente porque me distrae una mosca... para que tú los evites cuando coses, siempre que puedas. ¡Comenzamos!

DECÁLOGO DE BUENAS COSTURAS

  • Bajo ningún concepto se te ocurra usar una tela de esas típicas que tanto se deshilachan, sin haberle hecho un repulgo ( aquí te explicaba, hace algún tiempo, qué es esa palabreja tan rara). Por cierto, si te quedas hasta el final de este post, podrás ver un vídeo donde se nos explica a la perfección cómo realizarlo. Por si acaso, me gustaría destacar que yo no soy la autora de ninguno de esos vídeos ¡ya me gustaría!, pero mis conocimientos sobre edición de vídeo y todo lo relativo a ese campo son nulos. Si he elegido estos es porque los considero los mejores de entre los muchos que he visto hasta ahora.

Relacionado con el punto anterior, mi recomendación es que si se trata de telas finas lo hagas sin excepción, antes de ponerte a unir las piezas del proyecto como tal. Y casi mejor si en vez de limitarte al repulgo, y si tu máquina presenta ese tipo de puntada, hagas un cosido tipo "overlock". Así la tela estará mucho mejor rematada aún. Si el tejido es más grueso, es posible que con usar la tijera dentada o de zig-zag te baste, pero recuerda que no siempre es así. Mejor ser previsor y usar como mínimo un repulgo. Espero que no acabes odiando esta palabra.

  • A la hora de dejar la abertura o hueco por el que girar el proyecto para ponerlo del derecho, recuerda tener siempre esto en cuenta:
    1. Procura que esa abertura no coincida nunca con una esquina, pues eso te dificultará luego, al girar las telas del derecho, que esa esquina quede tan bien como el resto. Lo cual sería una pena.
    2. Aunque hagas piquetes en los ángulos o zonas curvas, y además cortes el exceso de tela, nunca cortes ese sobrante de tela en la zona de la abertura. Lo necesitarás luego para poder hacer la costura que la cierre, tanto si recurres a hacer manualmente la puntada escondida u optas por un pespunte. (Esto debería ser un Sancta sanctorum). No veas la de veces que me he olvidado de este detalle y la he liado parda para buscar luego cómo disimular el estropicio 😰😥😥😥.

  • Acostúmbrate a cortar los hilos cada vez que remates una costura. Nada de dejarlos todos para el final. Sobre todo si te estás iniciando en esto de coser a máquina, porque a veces, si en siguientes pasos del proyecto has de pasar de nuevo con la máquina por ese área o muy cerca, se crean nudos feísimos en la parte inferior de la labor que no solo te robarán tiempo, y que puede que hasta rompan o doblen la aguja, sino que puede que te obliguen también a rehacer parte de lo cosido de nuevo. Así que corta esos hilos siempre que sea posible. 
  • Mantén limpia tu máquina. 👀Con esto no me refiero a que la friegues (nada de agua ni productos jabonosos, por favor), la pulas con cera, como si se tratase de la carrocería de tu coche, ni nada similar, sino a que te habitúes a limpiar el área de la placa de costura, y la del canillero ya sea este vertical u horizontal (aquí veíamos qué tipos de canilleros existen) con un cepillo adecuado. La verdad es que los que vienen con el kit de la propia máquina suelen ser un pequeños y cortos. Yo te recomiendo comprarte una pequeña brocha de maquillaje de esas con pelo suave y que la uses exclusivamente para esa limpieza. Para mí, esa decisión fue un auténtico acierto, desde que alguien en un tutorial lo recomendó. Además, tan importante como esto, es que nunca jamás soples si ves alguna pelusa en el área de costura, porque puede que tu soplido la arrastre hacia zonas internas de tu máquina que son del todo inaccesibles y requieras más adelante de una puesta a punto por un técnico. Así que recuérdalo, por favor. Como puede que aún estés muy verde en esto de la costura a máquina te dejo un par de vídeos con las dos versiones de canillero que existen en el mercado para que aprendas a hacer el mantenimiento de tu máquina.
  • MÁQUINA CON CANILLERO VERTICAL:



    MÁQUINA CON CANILLERO HORIZONTAL:




  • Para coser una tela que suelta pelusa, si va unida a otra que no, coloca siempre en contacto con la placa de costura (donde van los dientes de arrastre, etc) aquella que no deje esos residuos a su paso.

  • Los alfileres siempre han de ir en perpendicular a la costura que se está realizando, nunca en paralelo. Primero porque así no los pisaremos por error con el prensatelas o la aguja, y segundo para evitar pincharnos al avanzar en el recorrido de la tela. Sea como sea, al igual que en el caso de los hilos, ve retirándolos según te vayas cruzando con ellos. No lo dejes para el final, así será más improbable que te olvides alguno. En cuanto a los mejores alfileres... si tienes los pequeños de cabeza metálica de toda la vida no es cuestión de que compres nuevos, pero si tienes previsto comprar decántate por los que se denominan de Patchwork. Más que nada porque son más largos y la cabeza de plástico plana ayuda a deslizarnos sobre ellos durante el proceso de costura, aunque los coloquemos mal, y además los hace más visibles para evitar despistarnos.

  • Ten siempre a mano y a punto la plancha. Puede resultar chocante, pero es verdad que el hecho de planchar las piezas de tela antes de coserlas permite no solo mejores acabados, sino que facilita la costura en sí. Además, tras acabar cada una de nuestras labores, habremos de recurrir a ella también, así que ya sabes. Por supuesto, si dispones ya de plancha (casi seguro que así sea) no tienes porqué invertir en una adicional, pero si te estás planteando adquirir una nueva para la costura, yo te recomiendo una pequeña. De las denominadas para costura (muy compactas, incluso con mango plegable en muchos casos) pues consumen bastante menos que las habituales o si no una de las llamadas "de viaje". Te dejo una imagen de la que yo compré en su día, tras investigar un poco y sopesar varias alternativas, por si te puede ser de ayuda. Respecto a ella te puedo decir que el mayor inconveniente que la encuentro es el sistema de depósito: por un lado su cierre con una lengüeta de goma no me acaba de convencer, y por otro porque la capacidad del depósito es realmente baja. Por lo demás... no la cambiaría en absoluto: presenta doble sistema de voltaje (estadounidense y europeo), permite planchado a vapor, sistema antical y antigoteo, regulador de temperatura (no todas cuentan con él).
Imagen de plancha Taurus Easy Travel



  • Para cortar bien las telas, si utilizas tijeras emplea unas exclusivamente para ese fin, no cortes papel con ellas, pues acabarían perdiendo el filo. Además, la tijera siempre ha de estar en contacto con la superficie sobre la que tenemos colocada la tela y hemos de cerrarla del todo en cada paso. Es decir, asegurándonos que todo el filo de la tijera entre en contacto con la tela a cortar. Te dejo un par de vídeos que te aclararán más todo esto que te cuento. El segundo, en realidad, incide en cómo cortar con cutter rotatorio y regla de patcwork.





  • A la hora de coser guata, como esta se mueve mucho, sujétala con alfileres y/o pinzas, y recorta la pieza siempre algo más grande que la tela a la que la vas a unir, yo lo hago así, incluso en aquellas que son termoadhesivas (ya corto luego el sobrante). Si la pieza que vas a enguatar es muy grande precisarás hacer un acolchado, lo que significa crear líneas o dibujos con costura que sujeten y unan mejor la tela a la pieza de guata. Si la pieza a enguatar es pequeña con que uses la puntada zig-zag para unir ambas bastará. Eso sí, no remates al final ni al principio, pues es probable que te quedes sin hilo porque se deshenbrará la aguja o se te romperá la hebra.

  • Cuando cosas tejidos de composición o grosor muy diferente, es aconsejable lavarlos para saber si destiñen, si encogen, etc... Es muy probable que ambos se comporten de manera muy diferente al lavarse, y si los coses antes de esa primera lavada, puede ser que uno encoja más que el otro y el proyecto no quedará todo lo bien que debiera.

  • En las zonas más conflictivas, es decir, las de mayor grosor, acciona la máquina con el volante y olvídate del pedal. Eso te permite un mayor control sobre la costura y el avance de la aguja sobre la tela. Da igual que tu máquina sea electrónica o no. Yo, al menos, lo hago así tanto con mi Singer como con mi Husqvarna (electrónica).

  • Evita modificar la tensión del hilo. En la mayoría de los casos, por no decir en todos, la que venga puesta por defecto por parte del fabricante será la más idónea siempre que vayas a coser. Y esto es muy importante sobre todo en las máquinas planas/analógicas o como quieras denominarlas. Así que no tengas la tentación de cambiarla. Esa ruleta o botón manipula la tensión del hilo superior, pero aunque la del hilo inferior también se puede modificar, es aún más desaconsejable. Créeme, hazme caso y mantente alejado/a de esa doble tentación. Seguro que lo agradecerás.

¿Qué te han parecido estos consejos? Seguramente que ya los conocías, pero nunca está de más repasar un poco algunas cosillas básicas, ¿verdad?

Espero que te haya parecido interesante mi post de hoy, desvanero. Aprovecho antes de despedirme, para dejarte otro vídeo extra para que conozcas más a fondo cómo hacer un buen repulgo (digamos que el repulgo es una forma de sobrehilado). 



Nos vemos, pronto. Un abrazo.

Firma-para-F-brica-secci-n-de-costura

Reto amistoso 122: mimando a la cocina. Bolsa del pan.

Marco para mostrar proyecto de bolsa del pan

¡Holaaaaaaaaaaaaa!:

Cuando me animé a participar en el Reto Amistoso que Eulalia Isabel organiza cada mes desde uno de sus blogs, pensé de inmediato en crear un pequeño proyecto de costura, pero lo cierto es que últimamente poco o nada he tocado la máquina, y tampoco tenía telas que me convencieran, pues mi pretensión era hacer posa-vasos o mantelitos individuales. Así que enseguida descarté la idea. Sin embargo, finalizando casi el mes, y a las puertas del día de publicación, seguía sin que se me ocurriese nada. Hasta tal punto que me planteé incluso, avisar a la organizadora de mi deseo de no participar por falta de inspiración y de tiempo. Finalmente no lo hice.

Podría haber "hecho trampa" subiendo algunas imágenes de los cambios que hice en mi cocina hace ya algunos meses, y que creo que no os mostré en su día aquí, pero no encajaban con el tipo de proyecto que se exigía para el reto, con lo cual se me agotaban las opciones... Además, no me quedaba claro si el trabajo en sí debía llevar implícitamente costura, pero viendo el histórico del blog de Eulalia y de los retos deduje que sí. ¡Con lo "fácil" que me hubiera resultado algo en decoupage, pintura o similar! 😅😅😅😅

Cartel oficial del reto amistoso 122

Caja alterada para usar como fichero

 ¡Holaaaaaaaa!:


Bueno, pues aunque no lo creáis, el proyecto que os traigo hoy, y con el cual doy un pequeño respiro a eso de la costura (más que nada porque no soy capaz de sacar tiempo para ponerme con ella últimamente), lo hice hace algo más de dos años. De hecho la fecha prevista de publicación era el 11 de febrero del 2018. Casi me caigo del susto al verlo. Espero que a vosotros no os suceda lo mismo.

Como adoro tunear cosas (me cuesta usar la palabra alterar), y las cajas de cartón dan mucho juego en ese sentido, aquí os traigo una. En este caso para mi lugar de trabajo. Mi labor es de atención al público y llevamos un sistema de fichas de nuestros usuarios, pero claro, la caja de cartón que comenzamos a usar hace un tiempo, y que iba a ser temporal, parecía haber venido para quedarse. Así que, cogí una exactamente gemela a ella y me la llevé a casa para modificarla y que quedase un poco más vistosa. Lo malo es que tiene bastante trote, y desde que la hice por mucho que os la muestre hoy, se ha deteriorado bastante sobre todo en los laterales, así que no descarto hacer una nueva, pero con tiempo y calma, claro...

El proceso es sumamente sencillo, así que os lo indicaré a grandes rasgos. Lo que sí os voy a dejar, por si acaso, son los materiales que he usado para llevar a cabo el cambio:

MATERIALES:

  • Caja de cartón como base del proyecto.
  • Gesso negro.
  • Gel medium.
  • Pinceles y/o brochas.
  • Pintura acrílica color bronce.
  • Pinturas en spray verde de Carrotcake, amarilla, azul y verde de un set que compré en el Lid'l.
  • Goma eva (en mi caso de color rosa).
  • Silicona caliente y pistola termodifusora.
  • Adhesivo Tacky.
  • Varios stencils.
  • Pasta blanca de textura.
  • Letras adhesivas negras y en color kraft (ambos sets adquiridos en Muy mucho).
  • Letra "C" del set en forma de naipes de Tim Holtz.
  • Letra "O" tipo scrabble.
  • Tijeras.
  • Papel de periódico para imprimir textura al fondo.
  • Tinta distress Tea dye para envejecer la letra "C" de la cara posterior de mi caja.
Creo que las imágenes resumen bastante bien el proceso, así que os ahorraré esa parte de las explicaciones.

Caja original y la capa de gesso negro. Junto a la caja original el gesso negro y el gel medium para aplicar ciertas piezas decorativas.


Pegando el periódico y la goma eva rosa.
Adhiero trozos de papel de periódico sin un esquema concreto y pego también goma eva rosa sobre todo en las esquinas.
Para adherir la goma eva usé mi pistola de silicona o termofusible. Como en muchas de las piezas apliqué demasiada cantidad, la silicona se desbordó al colocarla en su posición sobre la superficie de la caja, pero me gusta el efecto que se crea una vez que aplico de nuevo el gesso negro en esas áreas y la pintura acrílica metalizada después. Me parece que así consigo cierto realismo en esos falsos remaches. En alguna de las fotos siguientes veréis a qué me refiero.

Fondo metálico con pasta de textura sin pintar.
Cara principal con el acabado metálico y a la espera de que se seque la pasta de textura.

Me gustaría mencionar que para aplicar la pintura metálica no utilicé pincel ni similar, sino que las apliqué directamente con el dedo. Adoro la textura de esas pinturas (las compré en Tiger hace ya mucho tiempo), y secan sumamente rápido. Sí usé pinceles, en cambio, en los puntos más inaccesibles y en la caras inferior e interiores para poder acceder y pintar de manera uniforme, porque apenas me quedaba pintura de ese color ya. ¡Qué va a ser de mí sin ella? Por si sentís curiosidad hice estos dos proyectos también con ese mini bote. Os dejo los enlaces (cofre steampunk) y en éste (cuadro mix media para Álex).

Lateral con pintura metálica
Detalle de uno de los laterales con los falso remaches. Aquí la caja está girada 90º.


Frontal casi acabado con los relieves pintados
Frontal con las pinturas en spray ya aplicadas sobre las zonas blancas.


Pintando la cara trasera
Aspecto de la cara trasera. La "o" en esta imagen aparece ligeramente caída hacia abajo, y luego la volví a alinear, pero no tengo imagen de ello.

En fin, espero que os haya gustado mi proyecto. En lo que a mí concierne, aunque me facilita tanto la tarea de archivado como si no la hubiese alterado, en absoluto, me ilusiona ver que a mis compañeros y jefes les gusta y que de algún modo. ¡Vamos que si no me lo digo yo, nadie me echa flores! 😆😆😆 


Al final, cuando la llevé al trabajo, por la posición y el hueco en que iba a estar colocada, en realidad el lado más visible iba a ser uno de los laterales más estrechos, con lo cual, hice caso a uno de mis compañeros y retuneé un poco la caja con nuevos detalles que creé en casa e incorporé al diseño al día siguiente, al comenzar mi jornada laboral je je. Pero, al reescribir esta entrada acabo de caer en la cuenta de que no tengo las fotos para poder compartirlas con vosotros 😨😰😱. Y como libro varios días, el hecho de poder incorporarlas a este post podría suponer retrasar una semana la publicación, así que me temo que esta entrada se quedará así.

En cualquier caso espero que eso no impida que os animéis a dejar algún comentario bajo esta entrada.

Un besazo, desvaneros.

Tote bag con botón y goma

¡Holaaaaaaaaaaaaaaaa!:

Seguro que os sorprende tanto como a mí descubrir que esta entrada estaba prevista para julio del 2018 nada más y nada menos. El caso es que por A o por B la he ido posponiendo, y ahora la retomo reescribiéndola por completo, pues el proyecto no era exactamente este de hoy. 

Mi pretensión con esta sección sobre costura es animaros, como ya sabéis, a que os quitéis de encima el miedo a la máquina de coser. Por eso siempre busco proyectos muy muy sencillos que nos ayuden a coger  la confianza necesaria para adorar nuestra máquina en lugar de odiarla.Y, por supuesto, en ese sentido, este de hoy cumple también con esa condición.

Los materiales además no son nada complicados de conseguir. Nos bastará con un botón grande y una goma elástica y,  obviamente, un par de telas si es que decidimos poner forro en el interior a nuestra bolsa, tal y como se nos sugiere en el tutorial de Aprendiendo desde casa.


Cartel de tutoriales de costura


Como no quiero robaros mucho tiempo, dado que ni yo misma dispongo de él, pues se me ha ocurrido la brillante idea de presentarme por libre este año a la EOI (Escuela Oficial de Idiomas), me limito a dejaros directamente el enlace al vídeo. Ya veréis lo fácil que resulta llevarlo a cabo. Y sobre todo lo práctica que resulta esta bolsita para los recados.



Yo la hice hace algunos meses, y estoy encantada con ella. La he dado mucho uso además. Eso sí, me la dejé en el pueblo la última vez y no dispongo de fotos para enseñárosla, salvo las que ya subí en mi Instagram y que podéis ver aquí.

En fin, me entusiasmaría ver cómo os queda a vosotros. ¿Me lo enseñaréis, verdad?

Un besazo.



Firma para costura

Cesto mulitusos fácil

¡Hola, desvaneros!: 

Sí, no os asustéis. Estáis en mi blog. En el de siempre, pero ya sabéis lo mucho que me gusta trastear con el aspecto de mi sitio. De hecho, es más que probable que esta no sea la plantilla definitiva, pues no me acaba de convencer en muchas cosas, pero de momento mi querida fábrica se queda con este lavado de imagen. 

Por cierto, ¡Cómo se pasa el tiempo!, ¿verdad? Enero, aún siendo uno de los meses más largos, al menos a mí se me ha pasado en un suspiro. No sé si es que he querido abarcar muchas cosas a la vez, pero lo cierto es que aunque he aprovechado como hacía tiempo los días, ya estamos arrancando febrero (finales de enero para mí, mientras preparo esta entrada). 

Y, es que además de seguir adelante con los dos blogs, como ya he dicho alguna vez tengo uno muy anterior a este que estuvo en dique seco durante años, y que dedico a la literatura, donde publico mis escritos; pero también he retomado la actividad física (¡Falta me hacía) y ando entre tres gimnasios... 😱😱😱😮😯. Y no, no os preocupéis, lo mío no es vigorexia (el grosor y flaccidez en mis brazos y piernas me delatan), ni anorexia, ni nada similar, el asunto es que compré un bono de 10 sesiones para practicar Fitboxing, y por mucho que me entusiasme, resulta demasiado caro para mi bolsillo, así que he aprovechado la oferta en otro gimnasio y durante enero he acudido gratis los últimos siete días a otro. Allí he disfrutado de una clase de TRX, otra de Body Combact (¡Madre mía, lo arrítmica que puedo llegar a ser!) y de la propia sala de fitness, claro, pero como se trata de un low cost, a las tardes es imposible encontrar taquilla casi, y para entrar en la ducha, mejor ni hablamos, lo bueno es que no tiene permanencia, pero hay que analizar pros y contras... Con lo cual, me he liado la manta a la cabeza, y he hecho la prueba gratuita en otro distinto (bueno en realidad para mí, la prueba la hago mañana, cuando leáis esto ya la habré hecho. A ver qué tal sus tarifas e instalaciones, y en función de eso me decido ya, y por fin me organizo).

Cartel de tutoriales de costura

Y hablando de organización, precisamente de eso va el post de hoy. Como es habitual, además de vídeo tutorial (por supuesto no de mi autoría, ya sabéis que nunca he sido capaz de grabar un vídeo y mucho menos de editarlo). Y una vez más se trata de un proyecto sencillo. Ideal para quitarnos ese miedo a la costura que tanto nos atenaza al principio, y de paso tener todos los utensilios de costura cerca de nosotros mientras nos ponemos a la labor.

El vídeo de esta ocasión es del canal de Laura de LULÚ FERRIS. 


Me he decantado por este y no por otro, porque para mí es en el que mejor se explica el proceso, y eso que he visto al menos cuatro. Además, tal y como se nos expone la creación del "patrón", nos va a permitir hacer otros a la medida que nosotros deseemos, sin necesidad de ver millones de veces este vídeo.

Es cierto que en otros canales hay cestos multiuso con bolsillos, pero estamos hablando de la sencillez en su máxima expresión. Para que nadie tenga la excusa de:

Es muy complicado para mí.

Cuando cojáis confianza, lo podréis tunear al gusto...

De momento vamos con los materiales que necesitaremos, luego retomáis el vídeo y os ponéis ya con ello. Por cierto, me encantaría ver los resultados. Sé que más de uno, de los que está al otro lado de la pantalla visitando este blog, se está iniciando en la costura a máquina, y como yo también estoy dando mis primeros pasos estaría genial recibir ese feedback. ¿Os animaríais?

MATERIALES PARA NUESTRO CESTO MULTIUSOS SENCILLO:


  • Tela para el exterior.
  • Tela de arpillera para la base, aunque por supuesto se puede sustituir por otra de vuestra preferencia.
  • Tijeras y cortahilos.
  • Máquina de coser debidamente enhebrada.
  • Alfileres (Laura siempre se refiere a ellos como agujas).
👀El repunte del que nos habla Laura, es en realidad un pespunte, o lo que es lo mismo, una puntada recta que quede a la vista.

Y vosotros, si os animáis, ¿para qué usaríais este cesto? ¿O a quién se lo regalaríais? ¿Me enseñaréis cómo os ha quedado? Yo el mío os lo mostraré en unos días, me ha sido imposible realizarlo antes de preparar esta entrada.

Nos vemos el próximo lunes al mediodía.

Un besazo a todos, desvaneros, y ¡Feliz semana!
Firma-para-F-brica-secci-n-de-costura


Gorro de invierno muy sencillo

¡Hola, desvaneros!:

¿Cómo vais con vuestros inicios en la costura? Seguro que alguna vez os habéis desesperado un poco porque no salía todo como esperabais, os habéis equivocado al medir...

Y sí, sé de qué hablo 😨😰😱😭, porque sin ir más lejos el proyecto que os traigo empezó siendo un gorro para adulto, pero como resultaba demasiado grande, comencé a cortar, cortar y cortar y acabó siendo un gorro demasiado pequeño. Tan tan pequeño que solo un bebé, casi recién nacido, podría usarlo. Es más, al final se lo he acabado regalando a un compañero de trabajo para que alguno de los muñecos de su hija pequeña, porque en mi entorno más cercano no había niños tan pequeños, y desde luego no estaba dispuesta a tirarlo.

Así que, como veis, no soy ninguna experta en costura. Ganas y entusiasmo no me faltan, desde luego, pero en cuanto a habilidad y destreza... mi cerebro anda cazando moscas 😂😂😂😂.

Bufanda infinita y un buff

El proyecto que hoy os traigo es sumamente sencillo y útil para los días más fríos. Y estoy convencida de que os va a encantar, pues es ideal para regalo. 

La mayor dificultad está en coser el tejido elástico del exterior, porque se enrolla bastante en los extremos y hay que detenerse de vez en cuando y estirar la pieza,  y otra de las dificultades es la incomodidad de recortar la pieza interior que suele dejar todo lleno de pelusas, según el tipo de tela que hayáis elegido para la zona abrigada. 

El vídeo, a partir del cual yo hice mi trabajo, nos habla en todo momento de un buff, pero a mí se me ocurrió hacer la pieza un poco más larga, pues pretendía regalar ese proyecto a mi madre, y aunque es muy friolera odia llevar cosas muy ceñidas al cuello, así que por eso hablo en el título de esta entrada tanto de una bufanda infinita como de un buff. En ambos casos la técnica es la misma, basta con cortar las piezas algo más largas para la bufanda infinita o más cortas si lo que queremos es hacer un cuello de invierno, braga de cuello o buff (ya sabéis que esa prenda recibe varias denominaciones distintas).

Toallitas desmaquillantes reutilizables

Lo sé, el tiempo se pasa volando. De hecho ya estamos en un nuevo año (¡Feliz 2020! por cierto), y por mucho que uno trate de llegar a todo, no siempre es posible. Por mucho que nos guste el mundo 2.0 y visitar otros blogs es complicado realizar nuestros propios proyectos y sacar tiempo o ganas para poder colgarlos luego en nuestras casas virtuales y compartirlos.  Da una pereza tremenda eso de ponerse frente al ordenador a escribir varios párrafos y compartir fotos del paso a paso, a modo de tutorial, ¿os identificáis, verdad? Espero que haya muchas manos levantadas que hayan respondido afirmativamente a mi pregunta.

Sabéis que siempre he defendido la cultura de los blogs y todo ese ambiente de comunidad de aprendizaje y colaboración que gira en torno a ellos, pero admito que cada vez me puede más el atractivo de la inmediatez de Instagram, porque egoístamente me "roba" menos tiempo. Me limito a hacer algunas fotos de mi último trabajo para compartirlo en mi perfil y ya está. Un blog requiere mucho más trabajo. Elaborar un tutorial o buscar la fuente en la que nos hemos inspirado para dar créditos a ese sitio, aunque sea solo con una breve mención, etc...