Seguidores

Familiarizarse con la máquina de coser



E

mpezar a coser a máquina al principio intimida bastante, pero es ponerse frente a ella por primera vez y comprender que nuestro miedo era infundado.

Aunque seguro que también descubriremos cosas que ignorábamos totalmente. Al menos es lo que me sucedió a mí. Pues desconocía que las máquinas de coser requieren un mínimo de dos hilos: uno integrado en la canilla (previamente devanada) y que en la pieza cosida quedaría por la parte inferior o revés; y el otro que va por arriba, el cual insertamos en el portahilos. ¿Se puede empezar más de cero? 😅😅 Pero tranquilos. Sé que muchos términos os sonarán a chino. Prometo que con el post de hoy los conoceréis todos. Así que no salgáis corriendo, ¿vale?

En los últimos meses he leído bastante sobre el tema y he visto muuuuuuuuuuuuuchos tutoriales. Es evidente que no soy ninguna experta, por supuesto, pero creo que esta entrada os puede ayudar a muchos en esos primeros momentos. Así que éste abre una serie de varios posts para iniciarnos en la costura a máquina (lo cual no quiere decir necesariamente que éste sea un regreso definitivo, por mi parte, al blog). No obstante, espero que os guste el tema. Y sobre todo que la información que he recopilado y comparto aquí os sea de utilidad.

Y, si os parece, os dejo a continuación con las partes fundamentales de este aparato.

Básicamente todas las máquinas de coser (siempre hablaré de las domésticas, claro) cuentan con unos mismos elementos. Es cierto que algunos de ellos no aparecen en los modelos más sencillos, pero otros en cambio los encontraréis siempre. Los dos esquemas que os dejo representan, en realidad una máquina mecánica, pero las piezas que os indico las tienen también las electrónicas, por supuesto.
Cartel de crónicas de costura

ELEMENTOS COMUNES EN TODAS LAS MÁQUINAS DE COSER:


Si observamos la máquina de frente (tal y como la colocaríamos a la hora de coser) nos encontramos de derecha a izquierda al menos estas piezas o elementos:

  • ELEMENTOS EN EL LATERAL DERECHO

  1. En el lateral derecho la rueda o volante que acciona la aguja de forma manual. Muy útil a la hora de enhebrar nuestra máquina y de bascular en las esquinas de un proyecto. Pues su uso permite un mayor control y precisión en cada puntada frente al uso del pedal.
  2. En ese mismo lateral, algo más abajo, nos encontraremos el interruptor de encendido y apagado. Al accionarlo, si nuestra máquina está enchufada, debería encenderse la luz incorporada (¡Ojo que no siempre tienen bombilla las máquinas!, por increíble que resulte) para alumbrar la pieza a coser, está semioculta sobre la zona de la aguja y prensatelas.
  3. Bajo ese botón de encendido nos encontraremos seguramente la toma de corriente donde hemos de insertar la clavija de nuestro pedal. 


  • ELEMENTOS DE LA PARTE SUPERIOR

Aquí puede haber pequeñas variantes, pero en esencia siempre nos encontraremos con estos elementos comunes a cualquier modelo. Obvio el asa de transporte.

  1. Portahilos. Es el sitio donde habremos de colocar nuestro carrete para poder coser. Puede ser vertical u horizontal. En algunos casos habrá hasta dos, lo cual nos permitirá usar la máquina con aguja doble o gemela. En otros, aunque no exista previamente ese segundo portahilos, nuestra máquina contará en esa parte superior con un pequeño agujero donde podremos colocar verticalmente un portahilos de plástico adicional. Tan funcional como uno de serie. 
  2. También en la parte superior, en la esquina "inferior" derecha nos encontraremos una pieza metálica con un pequeño saliente y otra muy próxima a ésta seguramente de metal y plástico. Se trata en el primer caso del devanador de canilla y en el segundo caso del freno del devanador de la canilla. Sólo recurriremos a ellos para hacer canilla. Nunca durante el proceso de costura como tal. Es más, si nuestra máquina está en posición para devanar canilla esto es incompatible con la acción de coser.
  3. Nuestro hilo ha de hacer un recorrido muy concreto para que la máquina esté enhebrada adecuadamente y nos permita su uso. Y algunos elementos clave de ese recorrido los hallamos precisamente en la parte superior de nuestra máquina. Os dejo los nombres solamente, porque en el esquema que incorporo más abajo creo que quedará suficientemente claro cuál es cada uno. En cuestión son: tensor, guía del hilo y palanca tirahilos. Ésta última determina si nuestra aguja está en su posición más elevada o no. Y se trata de ese pequeño saliente metálico que se hace visible o se oculta según el momento de la costura en que nos encontremos. Lo hallaremos metido en las grandes hendiduras o rajas verticales del frontal de la máquina (veis que uso un lenguaje muy de andar por casa para que lo entendáis sin problemas). Si nuestra máquina está enhebrada el hilo ha de ir ensartado en esa palanca irremediablemente. Es un hito clave del recorrido de la hebra durante el enhebrado.

Frontal de máquina de coser
Fuente: Imagenesmi.com. Procedente a su vez del sitio Ananas. Labores y manualidades

Vista trasera y lateral de máquina de coser
Fuente:Imagenesmi.com. En realidad pertenece al sitio web Ananas. Labores y manualidades

  • ELEMENTOS CON UBICACIÓN VARIABLE

  1. Los selectores de ancho y largo de puntada. Algunos modelos sólo cuentan con uno de estos selectores. Además del selector de tensión del hilo. Éste es el que determina la tensión del hilo inferior, ¿ya sabéis cuál verdad? Pues sí, me refiero al hilo de la canilla.
  2. Selector de tipo de puntada. En algunos modelos se trata de una rueda, en otros de un botón conectado a una pequeña pantalla (si nuestra máquina es electrónica y también en algunas mecánicas). Puede ir en la parte superior de nuestra máquina o en el frontal (este suele ser su emplazamiento más común).
  3. Tecla/palanca de puntada de retroceso. Aunque siempre en el frontal de la máquina, a veces está en el lado derecho y otras más próximo al área de costura. Particularmente prefiero esta última posición. Nunca va a haber problemas para identificarla porque viene representada por una especie de flecha curvada (muy similar a la señal vial de cambio de sentido). Es sumamente útil, pues suple al nudo que hacemos en la hebra del hilo cuando cosemos a mano. Conviene hacer uso de ella tanto al inicio de nuestra labor como al finalizarla para rematarla e impedir que se nos deshaga la costura. También en los extremos del área que dejamos abierta para poder girar nuestra prenda y volverla del derecho.  Es, por tanto,  indispensable.
  4. Guía de los tipos de puntada. Según marcas y modelos puede estar en la parte superior de la máquina (a modo de tapa abatible) o bien en la derecha del frontal, a modo de dibujo de cada tipo y sus variantes elásticas o decorativas. A veces va  dibujada sobre la propia rueda que nos permite seleccionar la que más nos interese, y otras en la carcasa de la propia máquina como si fuera un escaparate o una pizarra escolar 😜.


Además de los componentes que he mencionado hasta el momento estarían por supuesto: la placa de la aguja; la aguja en sí (con su caña alta o baja dependiendo del modelo) y el cajetín extraíble (generalizado en la mayoría de modelos más básicos) muy práctico para guardar la tijera cortahilos, los prensatelas que venían por defecto con nuestra amiga costuril, alfileres, canillas de repuesto, el descosedor, etc. En esa misma zona de nuestro aparato, es posible que haya una pequeña luz que alumbre la zona de la aguja para ver bien nuestra labor. Sin embargo, me ha dejado perpleja descubrir que no es un elemento que tengan todas las máquinas actuales. En fin... 😶

En algunos modelos se incorpora como un extra también, que yo considero debería venir siempre por defecto, una pequeña palanca llamada enhebrador automático. Puede parecer prescindible, pero salvo que tengáis vista de lince y un pulso inusualmente firme, este enhebrador debería ser fundamental. Y diría que incluso determinante a la hora de elegir una máquina u otra. No deja de sorprenderme descubrir que modelos de más de 140€  no siempre cuentan con él. Para mí se ha convertido en indispensable.

Y bueno, ha llegado la hora de la verdad. Hemos conocido un poco los componentes de nuestra máquina, su localización y función. Pero ahora llega el momento de enhebrarla y devanar canilla: pasos obligatorios para poder coser. Y nada de nervios, ni pánico escénico. Son tareas sumamente fáciles. Y seguro que les pilláis el truco a la primera.

La verdad es que el 100% de las máquinas actuales que he tenido ocasión de ver, indican el recorrido que ha de seguir el hilo hasta llegar a la aguja para enhebrarla, con una especie de esquema numérico dibujado en la propia estructura o "piel" de la máquina. Pero nunca está de más comprobarlo de forma más visual, ¿no os parece? A mí me recuerda, en cierto modo, a esos dibujos ocultos que se completaban uniendo los puntos tras seguir la secuencia numérica. ¿Sabéis de cuáles os hablo?

Sé que es mucha información, y que una imagen vale más que mil palabras. Por eso, antes de concluir el post de hoy, me gustaría dejaros con tres tutoriales de los muchos vídeos que nos enseñan cómo enhebrar la máquina y cómo hacer/devanar canilla y que podéis encontrar en la red a nada que busquéis. ¡No os asustéis, porque es sumamente sencillo tanto enhebrar como devanar!

En el primero se nos muestra cómo proceder con una máquina que tenga el canillero vertical, y en el segundo para aquellos cuya máquina lo presente en horizontal. Y, aunque este segundo tutorial está realizado con una máquina electrónica de devanador automático electrónico, lo he seleccionado porque me parece interesante como ejemplo, pues además nos enseña a dar uso al cortahilos de la propia máquina, y a usar el enhebrador automático. En cuanto al tercero de los vídeos se amplía información con una máquina de canillero vertical, y se nos dan consejos sobre cómo rematar con la puntada atrás, cómo regular el ancho y largo de puntada, y cómo usar las dos puntadas básicas: recta y zig-zag. Seguro que así os quedáis con ganas de poneros a coser enseguida. Lo cual es genial. ¿No os ha entrado el gusanillo ya? Pues seguid leyendo...


❤ CÓMO ENHEBRAR LA MÁQUINA Y DEVANAR CANILLA  



VÍDEO (CANILLERO VERTICAL):





VÍDEO (CANILLERO HORIZONTAL):






VÍDEO (CANILLERO VERTICAL, REMATAR CON PUNTADA ATRÁS, Y OTROS CONSEJOS):





¿Os ha parecido interesante este post?, ¿sabíais todo esto sobre las máquinas de coser? Espero vuestra opinión en los comentarios. ¿Me lo contaréis, verdad? 

Si os ha gustado este post, el próximo miércoles regreso con uno también sobre este mundillo de la costura a máquina. Nos vemos.


Firma_nueva_y_moderna_m_s_peque_a

Te encantarán:

12 comentarios

  1. ¡Muchas gracias, Rebeca por esta serie!
    Para una negada para la costura como yo estos post se van a convertir en un tesoro. Hasta aquí lo tengo todo claro....así que espero con ansia el próximo post para seguir aprendiendo.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, si yo he podido aprender a manejar la máquina de coser, puede hacerlo cualquiera. Pocas personas habrá en el mundo tan negadas como yo para la costura, así que arriba ese ánimo. ¡Ojalá te lances con la máquina gracias a esta pequeña ayuda en forma de posts en mi blog!

      Un besazo enoooooooooooooorme.

      Eliminar
  2. Lo tendremos en cuenta si alguna vez me compro alguna máquina, porque lo mio no es la costura.-
    Gracias de todas formas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá algún día te decidas a comprar una y esto te resulte de utilidad! Un abrazo.

      Eliminar
  3. Graciaaasss Rebeca, a mi también me viene fenomenal, soy del clan de las negadas y mira que me ha hecho falta muchas veces, joooo....A ver si pongo el mismo entusiasmo que tú y aprendo al menos lo mínimo!!
    Toda una alegría leerte y un alivio también, hacía tiempo que no sabíamos de ti. Un besoteeee!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Carmen!:

      Me alegra mucho que te guste este tipo de contenido. Si algo he tenido claro desde que abrí este blog es que quería que mis posts fueran de utilidad, y tus palabras confirman que estoy logrando cumplir ese objetivo.

      En cuanto a lo de mi vuelta a estos andurriales, he de decir que lo echaba de menos, pero no creo que éste sea un regreso definitivo. Simplemente me apetecía contar un poco mi experiencia, y romper con esos miedos y bloqueos que por lo que veo sufrimos unas cuantas, cuando se nos menciona la máquina de coser.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Rebeca,
    Me parece superinteresante, jeje, he crecido entre máquinas y si te digo que no me se los nombres de cada pieza, jajaja, he aprendido un montón y por supuesto que me parece la mar de instructivo el post. Esperando que sigas con la serie dedicada a la máquina de coser :D
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien, Ayla! Seguro entonces que tú nos puedes contar más cosas de las que yo podré informaros en esta serie sobre la máquina de coser, pero te agradezco en el alma tus palabras, la verdad. Si lo que he contado te ha servido para conocer un poco mejor su funcionamiento, bienvenido sea.

      Un abrazo enooooooooorme.

      Eliminar
  5. Mila esker, Rebeca. Urteak daramazkit josteko makina hartzeko beldurrarekin, interes handiarekin jarraituko ditut zure aholkuak ea behinik behin beldurra kentzen dudan eta makinarekin aurrean jartzen naizen.
    Gehiagoren zain geratzen naiz.
    Muxu handi bat

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaixo, Miren!

      Dirudienez, batzuk gara horrela pentsatzen dugunok josteko makinez. Eta horrexegatik interesgarria iruditu zitzaidan nire eskarmentuaz zeuekin hitz egitea. Beraz, pozten nau jakiteak zeuek nire azalpenak ulertzea eta gainera irrikitan egotea hurrengo idazmena irakurtzeko.

      Muxu handia zeuretzat ere bai.

      Eliminar
  6. Holaaa Rebe! pero que maravillaaa! hace años, porque pasa todo tan rápido que ya son años,jajaja que tengo una máquina muerta de risa! y claro dónde está el tiempo pa fichar cómo anda eso? jajaja.
    Asi que genial!! este post y sus próximas entregas,me viene de perlas y me encanta porque hasta he entendido cosas y todo,jajaja.
    A favoritos va ;)
    Gracias guapi! que arteeee,vamos a darle caña a las máquinas,jajaja
    Muchos besos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jo, Yoli! ¡Anda que no echaba de menos tu entusiasmo, chiquilla! Contigo en los comentarios me alegra haber tomado la decisión de contaros mi modesta experiencia con la máquina de coser. Espero que te hayas animado ya a sacar tu pobre máquina de su rincón y la hayas enhebrado, hayas hecho canilla, etc.

      Un besazo.

      Eliminar

¡Hola, desvanero! Me encanta tenerte en mi rincón. Los comentarios siempre ilusionan, ¿verdad?