Doce aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar máquina de coser

Cartel principal de la sección de costura


S

uena un poco atrevido por mi parte este título, pero a poco que una comienza a usar su máquina de coser e indaga sobre el arte de la costura descubre pros y contras de su aparato.

En parte, en el post anterior os revelé cuáles son para mí algunos de los elementos imprescindibles que ha de tener una máquina de coser moderna, pero lo indiqué de pasada. Hoy, sin embargo, ahondaré un poco más en ello. Confío en no aburriros.
Cartel de crónicas de costura
Insisto en que no descubro América con lo que os voy a contar, y que no soy ninguna experta. Todo lo que cuento lo hago desde mi propia experiencia. Tras haber usado durante un período de varios meses mi Singer Tradition y de forma más intensa en las últimas semanas ¿de acuerdo? De igual modo, quiero hacer hincapié en que nadie patrocina este contenido. 

¿QUÉ TENDRÍA YO EN CUENTA A LA HORA DE COMPRAR UNA MÁQUINA DE COSER?

Confieso que yo no elegí mi máquina. Fue un regalo de mi madre por mi cumpleaños hace un par de años. Mi madre ha cosido desde que yo recuerdo. Y Singer siempre es garantía de calidad, así que aprovechamos la oferta del Lidl y me la compró.

Lo cierto es que la considero una máquina formidable, pero también echo en falta algunas cosillas que de haberlo sabido antes, quizá me hubieran impulsado a pagar yo la diferencia de precio para coger un modelo más completo, por así decirlo.

Algunos de estos requisitos quizá no sean relevantes para vosotros. Y es que comprendo que, en realidad, respondan más a preferencias personales que a motivos de peso, pero igualmente los incluyo en esta lista. ¿Comenzamos?

  1. Primordial tener un presupuesto establecido. El abanico de precios en las máquinas de coser caseras es casi infinito. Así que sin ser tacaños, conviene no excederse tampoco con el gasto.
  2. Es verdad que uno de los aspectos que más suele llamar la atención a los compradores inexpertos (me incluyo, desde luego) es el número de puntadas con que cuentan los modelos que nos gustan. Pero si hacemos caso a quienes tienen cierta experiencia en la costura a máquina, enseguida nos daremos cuenta de que, en al menos el 90% de nuestros proyectos, las puntadas que usemos serán tan sólo la línea recta o pespunte y la de zig zag. Y éstas vienen en casi todas las máquinas. Incluso en aquellas de menos 90€. Así que no perdáis la cabeza por una máquina con 40 tipos diferentes de puntada frente a una de menos. Lo más probable es que la de más número de puntadas sea más completa sí, pero quizá nos convenga renunciar a tanta variedad de puntadas extra por otro tipo de ventajas.
  3. La potencia del motor es importante. Lo habitual suele andar en torno a los 65w ó 70w. No os recomiendo una de menos.
  4. Aconsejo que la máquina que compréis tenga en la placa de la aguja las guías de distancia (me refiero a esas rayas en relieve que nos indican la distancia entre ellas y la posición de la aguja, para mantener regular el margen de costura en cada proyecto) tanto hacia la izquierda como hacia la derecha. Por desgracia lo más común es que estén sólo a la derecha. Si además esas distancias vienen determinadas de forma numérica, mejor aún. En la que yo tengo, sólo figuran a la derecha y son tan solo rayas. Y con el tiempo he descubierto que preferiría que estuviesen colocadas a ambos lados de la aguja.
  5. Respecto a la palanca de puntada atrás, creo que facilita la costura si está en las zonas más próximas a la aguja. Veréis que en algunos casos está casi en el otro extremo de la máquina. Lo cual lo puede suponer un inconveniente.
  6. Mejor una máquina con seis o cuatro dientes de arrastre que una de tres. A más dientes mejor se desenvuelve la máquina para arrastrar tejidos pesados.
  7. Es preferible que la palanca del prensatelas permita "forzar" éste un poco más arriba de lo habitual, si la pieza a coser es gruesa como en el caso del acolchado. ¡Ojo! no siempre se cumple. Y es algo que seguro que echaréis de menos.
  8. Algo que he aprendido a valorar, pasado este tiempo con mi máquina, es que ésta nos permita añadir un portahilos extra. De tal modo que, si lo deseamos, podamos usar otro carrete de hilo y así podamos coser con aguja doble. Y, lamentablemente en mi modelo no es posible. Algunas traen dos de serie; y otras, por el contrario, aunque sólo tienen uno cuentan con una hendidura en la parte superior de la máquina donde se puede insertar el hilo adicional. Pero, no son pocas, las que carecen de esa oquedad, como es el caso de la mía, así que tenedlo en cuenta.
  9. Procurad decantaros por una máquina que permita regular estas tres circunstancias: tensión del hilo, ancho y largo de puntada. A veces damos por hecho que todos los modelos cuentan con estas  tres funciones, pero nos podemos llevar sorpresas desagradables.
  10. Mejor si vuestra máquina tiene enhebrador automático. Cuando nos compramos la máquina de coser, debemos verlo como una inversión a largo plazo. Es decir para que nos dure por muchos años, y no es ningún secreto que con la edad se pierde agudeza visual. ¡Hacedme caso! Es verdad que se puede vivir sin él, pero mejor una que sí lo tenga. Hay que ser previsores.
  11. Algo que me ha chocado mucho es descubrir que modelos de más de 150€, un precio nada deseñable, no incorporan el utilísimo "cortahilos", al menos yo no lo he visto en los tutoriales, ni se menciona entre las características de la máquina en cuestión. ¡Asombroso! 😱Esto sería para mí, uno de esos "extras" que en realidad deberían estar siempre por defecto en cualquier máquina de costura. Independientemente de lo sencilla que ésta sea. Y sí, si cosemos seguro que tenemos a mano tijeras para tela y un cortahilos, pero si lo tenemos en la propia máquina nos ahorramos tiempo.
  12. Esto responde más a mis gustos que a otra causa, pero lo dejo también por si acaso... Me gustan más las máquinas con el canillero vertical que horizontal. Creo que aunque más inaccesible permite desenvolvernos mejor ante los posibles problemas mecánicos que surjan con nuestra máquina.  Y es que ¿no es mejor conocer el mantenimiento básico de nuestro aparato de costura sin tener que consultar al servicio técnico a cada momento? En ese sentido, Chita Lou me da en cierto modo la razón. En tal caso, este tipo de canilla se extrae y coloca por el frente. Normalmente habremos de extraer antes el cajón para liberar el brazo de nuestra máquina (parto de la base de que nuestra máquina es de brazo libre, porque entre las máquinas mecánicas domésticas es el "standard", por así decirlo).

Si os dais cuenta, no he hablado de si el portahilos es vertical u horizontal. Las máquinas que yo he usado hasta ahora lo tienen horizontal, y puede que eso contribuya a que se enrede un poco más el hilo, pero no lo considero significativo del todo.

En cuanto a si nos conviene más una máquina electrónica o  mecánica, bajo mi punto de vista, y por lo poco que he podido ver (aunque confieso que nunca he llegado a usar una), opino que las electrónicas son más complicadas, y en cierta medida, más "profesionales". Y en general suelen ser más caras. Así que si lo que queremos es iniciarnos en la costura, yo en principio, no me inclinaría por una electrónica. Además haber manejado anteriormente máquinas mecánicas seguro que nos ayudará a resolver ciertos problemas de costura sin necesidad de tener que acudir al servicio técnico para su reparación. Es como aprender a conducir con un coche automático. Al final como las marchas cambian por "sí solas" nos mal acostumbramos y luego no nos desenvolvemos bien con uno que no tiene esa tecnología. No sé si me explico... 😅

Me voy a mojar un poco, y sin decantarme por una marca concreta (aunque es verdad que tengo un par de favoritas), os daré pistas de dos que nunca compraría.

MÁQUINAS QUE NUNCA RECOMENDARÍA

De marcas prefiero no hablar, pero en principio no os recomendaría una marca "desconocida". Sé, por ejemplo que en Ikea hay una máquina de coser que no llega ni a los 70€, pero francamente no sé si yo me fiaría mucho. Y vale que el diseño no lo es todo, pero de verdad que me parece fea a rabiar y con un aspecto que recuerda más a un juguete que a otra cosa, pero bueno, para gustos los colores, claro. Eso sí, entre ésta y la siguiente que os menciono, pienso que esta primera es infinitamente mejor.

Otra que tampoco compraría por "mona" que sea es la de la marca We R' Memory Keepers. Es verdad que han rebajado el precio considerablemente, pero sigue siendo excesivamente alto para las pocas funciones con las que viene equipada (tan sólo tiene tres puntadas y ojal. No permite regular ancho ni largo de puntada), y la calidad del material de la carcasa deja bastante que desear (plástico bastante malo, al menos esa sensación me ha dado cuando he tenido ocasión de observarla). Y sí comprendo que en cualquiera de sus dos versiones (rosita o mint) es muy tentadora, sobre todo para los amantes del scrap, pero pensad en la inversión que supone. Y que quizá no sea nada fácil encontrar piezas de recambio en caso de que alguna se nos estropee. Éste es para mí, un claro ejemplo en que pagaríamos por la marca, no porque de verdad el producto tenga una buena calidad. Por tanto, no caigáis en ese error. Otros inconvenientes que encuentro a este modelo son la posición del botón de puntada atrás (en la base de la máquina a modo de interruptor); por lo que deduzco no tiene luz incorporada; ni enhebrador automático; tampoco el tipo de canillero me convence (no tanto por su posición en horizontal, sino porque me parece que el hilo no queda suficientemente sujeto)... Y para colmo el sistema de enhebrado me parece un tanto rudimentario: de pequeña tuve una máquina de coser de juguete que tenía exactamente el mismo tipo de piezas. Eso por no hablar de las agujas (no tengo nada claro que las "universales" valgan para ella). Por mi parte, desde luego, os la desaconsejo totalmente. Eso sí, la decisión final sólo la podéis tomar vosotros, claro. Os dejo el vídeo a una review en castellano de esta máquina para que juzguéis si merece la pena gastarse el dinero en ella o descartarla desde el principio.



¿Habéis visto el vídeo? Por favor que no os engañen. Las dos puntadas rectas son en realidad la misma, pero con más ancho de puntada, y lo mismo pasa con las dos de zig-zag. Sólo que como el aparato es tan simple que no permite regular ni ancho ni largo, viene ya establecido por defecto de esta manera. ¿Aún os sigue gustando? Lo entiendo, el diseño vintage es muy bonito. Sea como sea, comprar máquina de coser es una decisión que hay que meditar un poco, así que quizá este artículo de A qué huele el Scrap disipe por completo vuestra ceguera, y se rompa para siempre el embrujo que el mint o el rosa ejercen sobre vuestras cabecitas y corazones .

En fin, espero haberos ayudado a aclarar las ideas y descartar opciones. Sea como sea os dejo el enlace a uno de los artículos de Chita Lou más completos sobre este tema. Seguro que ella acaba con todas vuestras dudas a la hora de comprar un modelo u otro.

Y ¿os cuento un secreto? Aunque estoy enamorada de mi Singer (de la cual os hablaré el próximo miércoles), creo que podría llegar a serle infiel con la Alfa Practik 9.

¿Y vosotros qué modelo tenéis o cuál os gustaría tener? Vuelvo el próximo miércoles con el tercer post de esta serie sobre la costura a máquina. ¡Os espero!

Firma_nueva_y_moderna_m_s_peque_a

8 comentarios

  1. ¡Muy interesante todo lo que nos cuentes tas hoy, Rebeca!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué alegría que te esté siendo de utilidad esta sección, Isabel! Un abrazo fortísimo, guapa.

      Eliminar
  2. Muy interesante, desde luego al igual que muchos mas utensilios mecánicos, el número de módelos a escoger es tan elevado que a veces te pierdes y claro las cosas las ves luego, al usarla.
    Para mi si me lo permites, es también muy importante que puedas intercambiar distintos tipos de prensatelas, con distintas funciones, que a veces nos parece una tontería, pero en cuanto queremos hacer algo que se necesita uno distinto y no lo hacen para nuestro módelo....
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la observación, Ayla, la. verdad es que creía que todo dependía de si nuestra máquina es de caña alta o baja y comprar los prensatelas en función de eso. Pues sé que los hay “universales”, pero lo investigo, desde luego.

      Un besazo.

      Eliminar
  3. Gracias por tus consejos amiga!
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita, Francis. Me da un poco de vergüenza, puesto que tú sabes mucho más de la máquina de coser que yo, según he podido deducir de alguno de tus proyectos. Sólo espero no haber pecado de atrevida.

      Un abrazo enoooorme.

      Eliminar
  4. Oso interesgarriak dira zure post honetako aholkuak, gure amaren etxean Alfa zahar bat egon da betidanik eta hori erabili behar det praktikak egiteko denbora pixkat aurkitzen dudanean, eta pentsatua neukan neretzako bat erostea behin beldurra kendu eta soltura hartzerakoan. Horrenbestez zure aholkuak kontuan izango ditut erostera jun aurretik.
    Mila esker berriro ere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ze ondo, Miren! Pozten naiz. Ikusiko duzu nola berehala lortuko duzula josteko tresna ondo baino hobeto erabiltzea. Praktikatzen baduzu esaidazu, mesedez.

      Muxu handi bat zuretzat.

      Eliminar

¡Hola, desvanero! Me encanta tenerte en mi rincón. Los comentarios siempre ilusionan, ¿verdad?