Mi-buscador-con-gafas

Desvaneros que me acompañan

Mis libros favoritos para aprender a coser

No sé si lo sabéis, pero llegué a la costura a máquina de pura casualidad. De hecho, tardé en descubrirla y si os soy sincera mi primer acercamiento lo hice con el deseo de mejorar mis proyectos de scrap. Os contaba algo al respecto en este post de hace añosAVISO: no apto para cardíacos.


Aquello de incorporar algún elemento cosido me parecía un plus adicional increíble. Además, era la excusa perfecta para acercarme un poco más al estilo de las scraperas de los países del este. Pero...

¿Por qué siempre suele haber un "pero"?😏

El caso es que calculé fatal y me enamoré perdidamente de la costura creativa, aunque tarde todavía algún tiempo, en llegar a ese momento idílico. 

Cartel con fondo blanco y flores de acuarela en tonos rosas y morados en el lateral izquierdo. Hacia el centro con tres tipografías distintas aparece el título: mis libros favoritos sobre costura y debajo el enlace a mi blog



 Por otro lado, me gustaría matizar esto: 

  1. lo mío no es confeccionar o coser ropa, aunque admito que me tienta, pero no me decido a dar el paso, la verdad. Y en ese sentido, dentro de mi escasez de tiempo, resulta mucho más atractivo coser algo que sé que puedo acabar en cuestión de una tarde o de unas horas.
  2. Tampoco se me da bien coser a mano. Es más podríais entrar en estado catatónico si vieseis los resultados de mis costuras a mano.
  3. Por costura creativa entiendo la costura de complementos: neceseres, estuches, portadocumentos, fundas para pasaporte, etc.

Con esto no quiero decir que coser a máquina se me dé extraordinariamente bien, pero sí que mis resultados son mucho mejores que si me armo de aguja, hilo y dedal 😂. Bueno, si nos ceñimos al momento presente, claro, porque las barbaridades de mis inicios con aquella mini-máquina que parecía una grapadora, dejan mucho que desear. Ya lo habéis visto en el post del que os hablaba al principio, claro.

Línea discontinua negra con máquina de coser de fantasía en el centro y una margarita en cada extremo de la línea. La imagen es un separador visual dentro del post



En mi familia mi madre siempre ha cosido, al igual que sus hermanas. Es más, una de ellas estuvo durante muchos años trabajando en el taller de una tienda para hacer arreglos a la ropa que compraban las clientas, y más tarde cuando aquella tienda cerró, mi tía puso su propio negocio con una de sus hermanas.

En fin, el caso es que siempre he visto a mi madre o mis tías con el pedal bajo el pie, pero de pequeña tengo la noción de que aquello me parecía tremendamente aburrido. Así que, aunque podría haberme iniciado mucho antes, no lo he hecho hasta bien pasada la treintena de edad.

Sea como sea, hoy por hoy, vivo enamorada de la posibilidad de crear algo a partir de telas, aguja, pedal y máquina. Y quisiera que vosotras experimentaseis también lo mismo. Por eso se me ha ocurrido mencionaros algunos de los libros sobre costura que engrosan mi lista de favoritos sobre el tema. 

Ya os anticipo que puede que mi lista os sorprenda con títulos que nunca habíais visto en listados similares. Pensad que si os los recomiendo es porque a mí me han servido. Y no, a pesar de estar rodeada de costureras experimentadas en mi familia, mi madre se limitó en su día a explicar los rudimentos básicos de la máquina de coser. Y, aunque la quiero mucho, mi madre no sirve como profesora, porque da muchas cosas por sentado.

Así que, para bien o para mal, todo lo que sé de costura lo he aprendido a través de tutoriales en YouTube y de algunos de los libros que os muestro a continuación.

¿Qué?, ¿os apetece saber cuáles son?

Pues aquí van...

MIS LIBROS FAVORITOS SOBRE COSTURA



Si me dijesen que solo puedo elegir uno de todos ellos, el que nunca excluiría sería este:

Cubierta del libro aprende a utilizar tu máquina de coser
Aprende a utilizar tu máquina de coser de Alison McNicol


Si este libro aparece en el primer puesto de mi lista es por la claridad de las explicaciones. La letra es grande y perfectamente legible y sus esquemas o dibujos muy claros.

Lo considero un imprescindible para quienes no han tocado jamás una máquina. En sus escasas 60 páginas permite que identifiquemos claramente todas las partes de la máquina de coser (no lo he visto por ahora en ningún otro libro, o al menos no con esa claridad); nos enseña cómo devanar canilla y enhebrar la máquina (varía de unos modelos y marcas a otros, pero con su esquema es imposible hacerlo mal). Además nos invita a familiarizarnos con la máquina con unos sencillos ejercicios para aprender a coser en ángulo y en curva antes de meternos de lleno con un proyecto como tal. Nos explica también tareas menores de un proyecto costuril como pueden ser: 

  • identificar el derecho y el revés de una tela;
  • nos explica algunos de los tipos de hilo que existen;
  • permite que conozcamos algunos de los prensatelas más utilizados;
  • realizar una jareta (yo hasta que no tuve este libro en mis manos, desconocía esa palabra);
  • coser un dobladillo;
  • incorpora también una pequeña introducción al uso de patrones y cómo colocarlos sobre la tela para aprovechar al máximo la pieza. Por supuesto, sin dejar a un lado la leyenda con los símbolos que suelen emplearse en ellos para que podamos interpretarlos sin equivocaciones.
La parte final consta de diversos proyectos, todos muy sencillos, pero muy prácticos, como por ejemplo: una bolsa con lazo (perfecta para pequeños recados); un protector de corrientes de aire para colocar al pie de las puertas; neceseres con cremallera; un delantal tipo mandil; cojines sencillos; varios estilos de falda...

Todos ellos proyectos perfectos porque nos permitirán ganar confianza con nuestra amiga del pedal y porque todos son prácticos y eso nos motivará aún más a seguir aprendiendo.

De verdad, si queréis iniciaros en la costura a máquina este es vuestro libro. Trae mucho más de lo que podría parecer a simple vista y sobre todo muy bien explicado. Además es de tapa blanda y tiene muy buen precio. Soy la primera que no quiere que os gastéis un dineral.


Imagen, a modo de separador de secciones, compuesta de un washitape en cuadros vichy lilas superpuesto a otro blanco con aspecto rugoso.




Portada del libro: Costura. De las nociones básicas a proyectos espectaculares
Costura. De las nociones básicas a proyectos espectaculares


Este es una de mis adquisiciones más recientes, aunque me ha soprendido ver que lo compré en 2019. El caso es que lo hice con la intención de incorporarlo como premio de algún sorteo para mis seguidores de Instagram en su día, o incluso del blog, pero me acabó gustando y al final decidí quedármelo para mí.

Es cierto que este libro arranca con una ilustración de una máquina de coser y sus diferentes elementos, pero a mí en particular, me convence más el esquema del primer libro que he mostrado en esta lista. Supongo que se debe a que en el primer título. que os mencionaba, aparece la pieza y el nombre justo al lado, lo cual hace que todo resulte más visual y comprensible.

Y diréis, ¿entonces por qué aparece en esta lista? Pues principalmente porque figuran en sus páginas proyectos sencillos para niños como por ejemplo: un caracol musical; un muñeco de trapo. Pero también proyectos sencillos de patchwork.

Y como sé que no es suficiente argumento para convenceros os diré que, aunque yo no he llegado a usarlo, lo que me convenció del todo fue el apartado que dedica a explicar por ejemplo cómo coser cinturillas; algunos bolsillos; el sobrehilado de orillas; y cómo hacer modificaciones y arreglos de ropa (cambiar una cremallera; estrechar la cintura de una falda o pantalón; remendar rotos y agujeros, etc). 


Veo que todavía no os he convencido... En fin, baste decir que su plato fuerte, al menos a mi parecer es cuando explica el proceso de tomar medidas para confeccionar ropa. Ahí nos desglosa y explica qué es, por ejemplo: el contorno de cuello y cómo hay que medirlo; la altura lumbar; ancho de hombro; contornos de cintura, pecho y cadera; etc. Es tan solo una introducción a esa parte de la costura y puede que os quedéis con ganas de ponerlo en práctica, ya que entre sus proyectos no se tiene en cuenta esto y se centra al 100% en la costura creativa, pero como base me parece formidable la información que facilita.

Dos washitapes digitales superpuestos. Uno con cuadros vichy en color lila y otro blanco con aspecto arrugado. Ambos forman una imagen a modo de separador de secciones en el post.


Cubierta del libro: Simplísimo. El libro de costura + fácil del mundo.
Simplísimo. El libro de costura + fácil del mundo


Este libro con encuadernación de tapa dura, y con casi 300 páginas, es muy común en listados de este tipo y es que reúne tanto léxico de costura como proyectos de corte y confección a partir de patrones muy básicos y de costura creativa. Digamos que es un "todo en uno" muy completo

A la hora de presentarnos un proyecto, siempre tendremos en la página de la izquierda los pasos de cómo realizarlo. Con pequeños consejos (según los casos) y con esquemas explicativos de cada parte del proceso. En cambio, en la página de la derecha nos encontraremos una foto del proyecto una vez finalizado. Y esto se repite independientemente del tipo de proyecto o de su complejidad, es decir, cada trabajo que se plantea no ocupa más de dos hojas. Lo cual es una invitación a coser todos y cada uno, porque eso significa que no son realmente difíciles ni se requiere mucho tiempo.

Me gusta mucho su índice; su "telateca" con una clasificación de las telas en función de su grosor, perfecto para tener unos conocimientos básicos sobre ello; su apartado de léxico costuril (fundamental para comprender la terminología del paso a paso); y las dos seccione de costura a mano y de costura a máquina. Además es un libro que apuesta por proponer tanto proyectos para ser cosidos a máquina como a mano. De hecho, identifica cada trabajo en base a uno de esos dos criterios.

Otra cosilla que me agrada mucho de este libro es que en la página final, justo tras el índice, añade un pequeño glosario de tiendas online. Probablemente no conozcas la mayoría, pero merece la pena visitarlas, por si acaso.

Eso sí, os confieso que tengo una relación de amor-odio con este título. Y os va a parecer una bobada, pero os lo cuento igualmente: he detectado al menos un par de erratas en la explicación de un par de proyectos y pueden llevar a confusión, porque precisamente están en las medidas de una de las piezas, pero vamos es un mal menor y seguramente que vosotras os daríais cuenta también antes de ponerlo en práctica.

Tercera aparición en este post de la imagen con los dos washitapes digitales.

Cubierta del libro de Diana Baena, una  mami crafter: Costura 3.0
Costura 3.0




No podría terminar esta entrada, con la conciencia tranquila, sin añadir a esta lista este título. Costura 3.0 está descatalogado por desgracia, y salvo que lo consigáis de segunda mano, el único formato en que lo vais a encontrar es en versión digital a través de Amazon, pero creo que si podéis comprarlo no os arrepentiréis.

Es complicado tener una academia online de costura como Diana, aunque en sus comienzos tenía una mayor presencia en YouTube, y saber trasladar sus conocimientos a un libro. Más que nada porque son formatos muy distintos y lo que funciona en un vídeo no es válido para explicarlo en papel, pero ella lo ha logrado a la perfección.

No sé si alguna vez os ha sucedido que os engancháis a una novela y os dan las tantas de la madrugada leyendo y leyendo hasta que por fin la acabáis. Pues bien, eso me sucedió con el libro de Diana (la conocéis como una mami crafter).

Lo bueno de este libro es que recopila todo lo que ella sabe y lo cuenta con un lenguaje cercano. Sabe transmitir. Y lamentándolo mucho no puedo decir lo mismo de libros de otras compañeras que como ella han evolucionado y han montado su propia academia online. 

A veces en este tipo de libros no se menciona ni siquiera la máquina de coser, o se hace muy de pasada, pero ella le da gran importancia a qué máquina es la más apropiada, lo cual considero un acierto. Además nos ayuda con un pequeño esquema para organizar la comparativa de marcas y modelos que barajamos para comprar. Parece un poco trivial, pero creedme que no lo es tanto, y puede ser de gran ayuda. Sobre todo si es vuestra primera máquina de coser.

Dedica una página también al mantenimiento de la máquina. No es mucho, pero mejor eso que el que sea obviado ese dato, como sucede en el 99% de los libros sobre iniciación a la costura.

Se molesta en hablarnos de los diferentes materiales y herramientas dedicando casi treinta páginas y logra que la lectura no se haga pesada.

Hace el esfuerzo de recopilar los nombres de algunas de las telas más conocidas en nuestro país (España) y acompaña esa lista con imágenes. Creo que podréis estar más que satisfechas, porque son 14 páginas nada más y nada menos.

Tampoco se olvida de hablarnos sobre la overlock, y eso es algo que rara vez tienen en cuenta otros libros sobre esta temática.

Así que, en definitiva, es un libro muy completo. Por supuesto, como los otros que he incorporado en el post de hoy, sigue siendo sobre todo para gente que se inicia en la costura a máquina, pero yo en particular no le quitaría ni una coma.


Segunda aparición de la imagen con la línea negra discontinua, la máquina de coser en la parte central y las margaritas en los extremos de la línea



Por supuesto, si queréis completar la información que encontraréis en estos libros, os invito a que leáis este post donde os contaba en su día cómo familiarizarse con la máquina de coser o este otro donde os contaba los doce aspectos que yo considero fundamentales para comprar una máquina. 

¡Ojalá os sean útiles!

Y no olvidéis tampoco que pinchando en la etiqueta "costura" de mis posts, podréis leer el resto de entradas donde trato todo lo relativo a este tema. Ya sea con tutoriales que he recogido de la red y que me parecen interesantes o con mis proyectos o el propio reto de #rompecosturas (el de mayo ya está en marcha y os lo indicaba aquí).

Nos leemos. Un abrazo.





¿Me ayudas compartiendo esto en tus redes sociales? En tal caso, basta con que uses los botones que aparecen a pie de esta entrada.

12 comentarios

  1. Una de nosotras domina el arte de coser con y sin máquina... Y una vez le dio alguna lección sobre como usar la máquina a la otra de nosotras que es negada para esos menesteres... Sin embargo, la mecha de la ilusión por la costura no prendió para nada... Aunque no descarta que alguna vez llegue su momento, así que guardamos ese libro imprescindible para ti...

    Gracias por compartir

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotras, chicas. Yo sigo en mi particular lucha por crear adeptos a la costura a máquina 🤣🤣🤣

      Besos.

      Eliminar
  2. Yo soy un caso perdido, Rebeca.
    La costura no me gusta. Me obligo a hacer algunas cosas pero no disfruto cosiendo, la verdad. Prefiero otras actividades creativas como bien sabes. Por eso admiro tantísimo a las que coséis como los ángeles y sois capaces de crear tantas maravillas.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exclúyeme de esa lista de coser maravillas, etc, Isabel ^^ . Sea como sea, sigo sin rendirme. Yo era como tú y ahora sueño con coser un ratito cada día. Aun así, te daré tregua, porque disfruto con cada cosa que haces, da igual el material o técnica que uses.

      Un besazo enorme, guapa.

      Eliminar
  3. Pues yo te animo Rebeca, hay que intentar salir de nuestra zona de confort porque es la única manera de aprender, practicar-intentar-coser-descoser-probar....... y tú tienes inquietud por la costura por lo que estoy segura que conseguirás hacer muchas cosas.
    Por cierto ¿te has animado a hacer la túnica exprés de verano? el siguiente "COSER CON PILI" te gustará, es muy sencillito y así te irás manejando.
    BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Pili!: la verdad es que no me he decidido con la túnica aún. Descuida que si me decido serás la primera en saberlo. Sería un verdadero logro para mí.

      Un besazo.

      Eliminar
  4. Pues mi historia se parece a la tuya, mi madre es modista e intentó enseñarme el arte del corte y la confección. Yo, adolescente rebelde, me negué y créeme que me arrepiento. Lo mío no es confeccionar vestidos, como a ti, disfruto con la costura creativa y disfruto muchísimo. Y a ella le sorprende que haga esas cosas... je je je. Gracias por las recomendaciones, se ven muy interesantes. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Maite. Veo que no soy la única "rebelde" en ese sentido, aunque la verdad es que lo mío no era por rebeldía, sino porque me parecía un aténtico rollazo. Ahora en cambio, no podría estar mucho tiempo separada de mi máquina de coser. Cuando llevo muchos días o semanas sin usarla, cualquier excusa es buena para abrirla y ponerla en marcha. El otro día, por ejemplo, se me despegó el asa de una bolsa de un supermercado, y aunque van pegadas, ni me lo pensé: cogí la máquina y cosí. Fueron menos de cinco minutos, pero me supieron a gloria je je.

      Me alegra saber que te han parecido interesantes las recomendaciones que he hecho en este post.

      Un besazo enorme.

      Eliminar
  5. A mi me encantaría coser vestidos de alta costura, vestidos de fiesta, faldas (incluido todo el resto de manualiades) pero soy una aprendiz principiante que cualquier cosa que hago SIEMPRE me tiene que salir con alguna falla........ no me rindo!!! aunque cada vez le pienso más a iniciar algo por la cuestión €€€ de los materiales, por fortuna tengo la máquina y me guio de la universidad de youtube, no creo seguir libros a estas alturas, cuestión € y sobre todo tiempo
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho lo de la universidad de YouTube qué cierto es lo mucho que se aprende a través de ella. En cuanto a lo que dices sobre los supuestos fallos de tus proyectos de patronaje y moda, dudo que sean tan graves y evidentes como tú crees.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Bueno como se suele decir nunca es tarde para aprender, siempre has tenido a tu alrededor a personas queridas cosiendo, pero hasta que tú no te lo has propuesto no has iniciado este "hobby". Veo que has hecho una buena tesis con la adquisición de tus libros. Lo siguiente será la costura a mano, verás cuando te entre el gusanillo como vas a disfrutar.
    Sobre lo de tus comentarios en mi blog, no se que puede pasar. Nadie me ha dicho nada, y a mi nunca me ha pasado en otros blogs
    Siento no poder ayudarte. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues unos libros asi me harian falta a mi¡¡¡¡

    ResponderEliminar

¡Qué alegría que me dejes un comentario, desvanero! De verdad que agradezco el esfuerzo que conlleva leer todo hasta el final y el dedicar unas palabras. Me encanta tenerte aquí. ¡Sé feliz!

¿Tienes una máquina de coser muerta de risa, porque no sabes o no te atreves a usarla?
Quizá mi blog te ayude. A mí me pasaba igual. Aprendo y desaprendo a diario.
Tengo varios posts para empezar desde cero patatero. Además en Instagram organizo un reto mensual.
Ilustraci-n-de-costura-para-ponerla-en-mi-blog-1
¿Avanzamos juntos? ¡Nadie nace sabiendo!