Seguidores

Vocabulario sobre costura y dos ejercicios prácticos

¡Holaaaaaaaaaa!:

¿Cómo vais con estas "clases" sobre la costura a máquina? ¿Os están gustando? ¿Os resulta fácil comprender las explicaciones? Espero que sí. Por supuesto si algo no os queda claro, preguntad. Sabéis que si puedo yo os responderé encantada.

Hoy me gustaría hablar de algunos términos que seguro habéis escuchado alguna vez, pero que quizá no lleguéis a entender del todo. También aparece alguno cuyo nombre probablemente desconocíais.

Por supuesto, no están todos, pero creo que sí están al menos los más frecuentes. Eso sí, para que no todo sea teoría, también practicaremos un poco con la máquina.


Cartel todo sobre la máquina de coser

Muchas de las palabras que aparecen definidas a continuación, lo están con mis propias palabras. Creo que usando un lenguaje más coloquial será más fácil para todos comprender los conceptos.

VOCABULARIO SOBRE COSTURA



  1. Descosedor o abreojales: herramienta a modo de punzón con dos extremos metálicos. Uno de ellos acaba en una pequeña bola de plástico, y el otro algo más largo, en punta. Esta herramienta nos permite descoser costuras y abrir los ojales. Casi siempre viene con la máquina de coser, y lo más habitual es que en el extremo opuesto lleve un pequeño pincel para poder limpiar el mecanismo de nuestra máquina. Es un útil indispensable en nuestro taller.
Descosedor

  1. Enhebrador manual: pequeña pieza de aluminio (a mí siempre me ha recordado a una moneda antigua) que suele llevar un busto en relieve sobre su parte redonda y más ancha, mientras que en el extremo opuesto suele terminar en alambre con un hueco o agujero romboide. Si tu máquina no cuenta con enhebrador automático te recomiendo que compres uno de estos. Y no te preocupes porque no resultan nada caros.
Enhebrador manual

  1. Tijera cortahilos: otro indispensable en nuestro costurero. Es una tijera de extremos muy puntiagudos que suele tener en medio un muelle o bisagra. Acostúmbrate a usar tus tijeras únicamente para lo que están pensadas. Ésta es sólo para los hilos.
Tijera cortahilos
  1. Tijera para bastilla o de zig zag: es la clase de tijera dentada que crea un zig zag en el tejido a cortar, y evita así que éste se deshilache.
  2. Bastillar o hacer bastilla: acción de cortar con la tijera de zig zag. También se utiliza ese término para hablar de crear un dobladillo.
  3. Jareta: es el "túnel" en que va insertado el cordón, lazo o similar en aquellos complementos en forma de saco, cuyo cierre se basa precisamente en tirar de los extremos de ese cordón o lazo para fruncir la abertura superior y evitar que se salga el contenido. Suena más complicado de lo que es. Quedados con la palabra túnel, y seguro que así os es más fácil. A menudo se la denomina lorza, alforza o nervadura.
  4. Apliques: trozos de tela cosidos sobre el derecho de otra pieza de tela mayor, y que sirven como adorno. Suelen tener formas muy concretas. P. Ej.: pájaro, perro, flor, corazón... Los parches serían en cierto modo, apliques.
  5. Entretela: pieza de tela intermedia entre la tela exterior y el forro, o entre las dos telas principales. Permite conferir a nuestra labor de un mejor acabado con un poco más de cuerpo, haciendo la pieza más resistente y estable. La hay adhesiva que se incorpora pasándola con la plancha o también normal que se ha de coser.
  6. Guata: entretela con cierto grosor y que se utiliza de relleno. Es muy común en patchwork o para rellenar muñecos o cojines, por ejemplo.
  7. Fliselina o flixelina: otro tipo de entretela de menor grosor que la guata, similar a un papel. Lo más habitual es emplearla para apliques, yo la verdad es que la suelo utilizar a modo de" relleno" entre la tela principal y el forro. De todos modos, os dejo un enlace donde nos explican más a fondo cómo usarla y sus características. 
  8. Forro o revestimiento: se trata de la tela que colocamos en el interior de nuestro proyecto. Para que lo entendamos mejor, en una cartera sería la tela que vemos en el interior cuando la abrimos. Puede ser liso o estampado.
  9. Orillo: es el remate o margen natural de la pieza de tela, es paralelo al hilo longitudinal del tejido. Al comprar una tela ésta tendrá dos orillos a los lados, y puede que en uno de ellos vengan los datos del fabricante.
  10. Ancho de tela: distancia entre un orillo y otro.
  11. Trama: es el conjunto de hilos que configuran cada pieza de tela y que transcurren de forma vertical. Se entrelazan con la urdimbre.
  12. Urdimbre: conjunto de hilos que configuran cada pieza de tela y que transcurren de forma horizontal o longitudinal. Se entrelazan con la trama.
  13. Bies: íntimamente relacionado con los dos conceptos anteriores. Consiste en realizar un corte diagonal de 45º  que atraviese la tela. Esto permite dar mayor elasticidad a la pieza cortada resultante. A menudo el bies se vende por piezas ya precortadas. Se suele emplear para rematar los bordes de algunas prendas.
  14. Vivo: se trata de una especie de bies que cuenta con un cordoncillo. Se usa como en el caso anterior para rematar prendas. Os dejo un enlace para que visualicéis mejor cómo es.
  15. Ancho de puntada: a mí me ayuda pensar en ello en términos de alto de puntada. 
  16. Largo de puntada: aunque un concepto muy similar al anterior, conviene no confundirlos. El largo de puntada determina la distancia entre los extremos de una misma puntada. Os dejo enlace a un post donde nos explican estupendamente tanto uno como el otro.
  17. El lado bueno y malo de la tela: designados también como derecho y revés. Creo que no requieren mayor explicación.
  18. Margen de costura: es la sección de tela "sobrante" que queda entre la propia costura y el borde de la pieza a coser. Es algo que se ha de dejar siempre en nuestros proyectos. Si por ejemplo decidimos que vamos a coser un proyecto con un margen de costura de 1cm, significa que al trasladar el patrón sobre nuestras telas se ha de dibujar el contorno o silueta respetando ese centímetro. Además, es lo que determinará la distancia que mantendremos entre la aguja y el exterior de los lados de nuestra tela cuando estemos cosiendo. Es primordial realizar piquetes a lo largo de ese margen. Sobre todo en los lugares dónde se crean ángulos o curvas. Además en los sitios donde se forman picos o esquinas conviene cortar en diagonal ese exceso de tela. Esta tarea de recortar ese exceso es fundamental para girar la pieza y volverla del derecho y que quede todo parejo.
  19. Pespunte: costura en línea recta y que queda por el lado visible del proyecto. Se suele recurrir a él para asentar mejor las telas y para decorar.
  20. Sobrehilado: costura en zig-zag (si se hace a máquina) o perpendicular al orillo de la tela (si se efectúa a mano). Siempre se realiza en el filo de la pieza de tela para evitar que ésta se deshilache.Es decir, para rematar.
  21. Hilvanado: puntada recta larga, poco tensa y provisional para unir dos piezas  de tela entre sí, y evitar que se muevan antes de aplicar la costura definitiva con que se unan. Por norma general se realiza al borde del contorno. También es válido para fruncir prendas. En tal caso bastaría con tirar fuerte del hilo.
  22. Festón: en general se denominan así todas las puntadas decorativas.
  23. Paso o paso de puntada: alude al largo de puntada. Un paso del 2'5, significa que coseremos con un largo de puntada del 2'5.
  24. Piculina u ondulina: cinta decorativa con forma ondulada.
  25. Calibre de costura o puntímetro: regla de costura que ayuda a trazar en nuestros proyectos un margen de costura constante. El que os muestro en la imagen es como el que yo tengo, pero los hay más sencillos. La verdad es que, aunque ayuda, no es una herramienta indispensable.
Calibre de costura
Sé que se trata de muchos conceptos, y puede que la mayoría nuevos para vosotros, pero me parece importante que los conozcáis o por lo menos que os empiecen a resultar más familiares que hasta ahora. A continuación os dejo un vídeo para aprender a dar uso al enhebrador manual específico para máquinas de coser (obviamente no es el que os he mostrado en la imagen superior), pero creo que puede resultaros interesante. La verdad es que yo no sabía de su existencia hasta que me he puesto a redactar esta entrada, pero os lo dejo por si acaso. Así conocéis más alternativas.



También os dejo un vídeo donde se nos explica cómo se ha de usar el calibre de costura.



Y bueno, ha llegado la hora de la verdad. Después de tanta teoría, seguro que estáis deseando poneros con la máquina por fin, así que os propongo un par de ejercicios muy sencillos. 👀Os recomiendo que utilicéis para ellos retales pequeños de los que no os importe desprenderos. Olvidaos, por si acaso de telas bonitas y vistosas. Principalmente porque las máquinas, sobre todo cuando están sin estrenar, vienen engrasadas y parte de ese aceite manchará nuestra labor.👀

Más vale prevenir que tener que lamentar.



Si te resulta más sencillo, puedes invertir el orden de los ejercicios y comenzar por el dobladillo, en lugar de por la jareta.

EJERCICIO 1 (hacer una jareta):


Para este ejercicio vas a necesitar además de tu máquina de coser ya enhebrada (aquí se te explicaba cómo hacerlo), los siguientes elementos:

  • Un cordón, lazo, cola de ratón o similar.
  • Un retal de tela suficientemente largo y ancho para poder crear el túnel o jareta.
  • Calibre de costura (opcional).
  • Un imperdible o similar.
Recomendaciones para obtener un resultado lo mejor posible.
  • Dobla transversalmente el borde de tu tela al menos 6cm hacia abajo por el revés. Ahora el borde inferior debería ser el borde "feo".
  • Cose una línea recta lo más pegada que puedas a ese borde. Remata al inicio y al final con puntada hacia atrás.
  • Cose otra línea paralela a la anterior pero un poco por debajo del extremo superior del doblez. Deberías crear así el túnel o "carretera" por el que insertarás después tu lazo, cordón, goma, etc.
  • Con ayuda del imperdible pasa a lo largo del túnel un extremo de tu lazo o cordón hasta llegar a la otra abertura del túnel. 
  • Anuda los dos cabos para evitar que se "pierdan" en el interior.
  • Después tira de los dos extremos de tu cordón y únelos con una lazada.
  • Retira la tela de la máquina cortando los hilos sobrantes para que la labor quede lo más limpia posible,
¡Y YA HAS HECHO TU PRIMERA JARETA! ¿A que no ha resultado complicado?

Se me ocurre que si eres una de las afortunadas que cuenta en su máquina con doble portahilos o la hendidura para insertar otro adicional, podrías hacerlo con aguja doble, así que al final de este post, te dejo un vídeo para que aprendas su manejo.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

EJERCICIO 2 (hacer un dobladillo):

Para este ejercicio vas a necesitar además de tu máquina de coser ya enhebrada, lo siguiente:

  • Un pequeño retal de tela suficientemente ancho y largo para poder poner en práctica el dobladillo. Recuerda que en este caso se precisa doblar dos veces la tela, así que ten esto en cuenta para elegir un retal con medidas apropiadas.
  • Alfileres.
  • Calibre de costura (opcional).
Recomendaciones:

  • Dobla hacia abajo unos dos centímetros el borde "deshilachado" de la tela.
  • Comprueba que está bien alineado y sujeta con alfileres.
  • Cose a lo largo con puntada recta, lo más al borde posible. No olvides rematar tanto al final como al principio con la puntada hacia atrás.
  • Corta el hilo sobrante para que tu labor quede lo más limpia posible.
  • Dobla nuevamente la tela como hiciste en el primer paso. Y repite todo el procedimiento anterior.
¡ENHORABUENA YA TIENES TU DOBLADILLO!



VÍDEO CON EJEMPLO DE CÓMO HACER JARETAS:





Me gustaría indicar que ni la aguja doble es necesaria para hacer la jareta, aunque sí ayuda, sobre todo en proyectos en que deseemos hacer varias, ni tampoco es imprescindible un prensatelas específico. De hecho, si vuestra máquina lo permite, podríais realizarla desplazando la aguja al trazar la segunda de las líneas, así os quedarán paralelas. En todo caso, lo hagáis con la aguja desplazada o no, os he dejado ese vídeo para que conozcáis las alternativas. Así de paso, veis una máquina de caña alta.

Y bueno, esto es todo lo que quería compartir con vosotros hoy. Espero que os haya gustado el post, y no os haya resultado demasiado extenso. Me haría muy feliz si me comentaseis o si decidierais difundir esto en vuestras redes.

Nos vemos el próximo miércoles a la misma hora. Un besazo.

Firma_nueva_y_moderna_m_s_peque_a

Te encantarán:

6 comentarios

  1. ¡Qué buen repasito, Rebeca!
    El calibre era completamente desconocido para mi.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte ayudado a descubrir algo nuevo. Si te animas con los ejercicios ya me contarás. Un besazo, Isabel.

      Eliminar
  2. Wooow, veo que vas lanzada con las clases de coser a máquina....Es algo que siempre quise y nunca hice....a ver si encuentro el tiempo y la paciencia para ello, me encantaría la verdad.
    Yo también veo muy interesante la plantilla de calibre, me la copio.
    Muchas gracias Rebeca, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen si yo he podido comenzar a coser, toooodos podemos. Anímate viendo los vídeos que os he ido sugiriendo en estos posts, y comprobarás que no es tan complicado. Y lo que es más importante: ¡engancha! Un besaaaazo.

      Eliminar
  3. Hola Rebeca,
    Que completo te ha quedado ese vocabulario y con práctica y todo, esta fenomenal :D
    Besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuuuuuuuchas gracias, Ayla. Aspiro a que todo el mundo se quite el miedo a la máquina de coser, y si yo puedo ayudar un poquito a ello... ¡Genial!

      Un besazo.

      Eliminar

¡Hola, desvanero! Me encanta tenerte en mi rincón. Los comentarios siempre ilusionan, ¿verdad?