Entrada destacada

Fundamentos de la costura a máquina que nunca debes olvidar

Desvaneros que me acompañan

¿Tienes una máquina de coser muerta de risa, porque no sabes o no te atreves a usarla?
Quizá mi blog te ayude. A mí me pasaba igual. Aprendo y desaprendo a diario.
Tengo varios posts para empezar desde cero patatero.
Ilustraci-n-de-costura-para-ponerla-en-mi-blog-1
¿Avanzamos juntos? ¡Nadie nace sabiendo!

5 trucazos de costura para facilitarnos la vida

¡Hola!:

Aquí Rebeca en su particular cruzada contra aquellos que tienen pánico a la costura a máquina. Sabéis que yo también estoy aprendiendo, y que tanto como avanzo también retrocedo de vez en cuando, así que no os desaniméis si algo no sale bien a la primera o el resultado no es tan perfecto como pensabais que sería en un principio.

Y como sé de primera mano lo mucho que frustra que el proyecto no tenga el acabado deseable, y a veces nos topamos con pequeños contratiempos, totalmente inesperados, que nos hacen avanzar a trompicones o que convierten un proyecto que debería hacerse en una tarde o en pocas horas en uno eterno, he pensado en recopilar en este post, probablemente el primero de varios, algunos trucos que facilitarán nuestro momento costuril.

Aprendiendo conceptos de costura

Hace ya mucho que inicié la sección sobre costura y en uno de esos primeros posts os traje algunas palabras muy básicas para irnos acostumbrando a ellas y que no nos resultasen desconocidas ni mucho menos un idioma extraterrestre. 

Pues bien, ahora paso a añadir alguna más a esa lista y barajo la posibilidad de crear una página estática, siempre accesible desde el blog, para que podáis ir consultando todas las que vaya incorporando, de forma más cómoda.

Las definiciones que dejo son muy de andar por casa, porque creo que así es más fácil que todos lo comprendamos, sin que nos suene a chino.

Aprendemos a hacer repulgo

¡Holaaaaaaaaaaaaa!:

Tal y como os prometí el lunes pasado, hoy vengo con algo muy útil y que nos sacará de más de un apuro cuando usemos telas finas en nuestros proyectos, su nombre mágico es repulgo. Si usamos esta técnica evitaremos la muerte de nuestros proyectos en manos del desalmado deshilachado 😡😈😈😈😈

En sí, no es difícil, pero sí se requiere ser meticulosos en la posición de la aguja al realizar el cosido en zig zag (zigzag), pues tenemos que hacerlo muy al filo de la tela, pero sin salirnos de ella. Lo ideal es que la costura nos quede tupida, es decir con las puntadas a poca distancia entre sí. Y eso lo conseguimos regulando el ancho de puntada a una cifra pequeña para que la aguja avance poco sobre la tela entre puntada y puntada.