Haz seguros tu blog y tus imágenes

Cartel utilidades para mejorar tu blog



No sé si alguna vez os habéis planteado dónde guardar vuestras imágenes de forma segura. No me refiero, en este caso, a las fotos de viajes, sino a  aquellas de ámbito "más profesional o público", es decir, las del blog. 

Es verdad que existen apps como Dropbox, Google Drive o Mega que nos pueden ayudar, pero ya sabéis que a mí siempre me gusta ir más lejos.

¿Por qué llegué a plantearme esto? Pues enseguida os lo cuento: la duda sobre este tema me surgió a raíz de estar ayudando a Carmen R. Suárez, a remodelar el aspecto de su blog. Me sorprendía su insistencia, por momentos, con lo del https (o lo que es lo mismo certificado SSL que confirma que un sitio web es seguro). Y pensaréis, ¿qué tiene esto que ver con el título de este post? Pues os aseguro que mucho.

Al ver el reiterado interés de Carmen en ello, empecé a indagar sobre el asunto, y comprobé alarmada que mi sitio no contaba con ese ansiado candadito que precede la url de los sitios seguros. ¿Por qué?, ¿cómo es posible si tengo mi blog, aunque de Blogger, con dominio propio, lo cual a priori debería ser más fiable? Es más, ¿cómo es posible tal contradicción si tengo la certeza de haber adquirido en su día el SSL para mi sitio? Pues bien, estos interrogantes me llevaron a descubrir, que por ahora Blogger no ha implementado esto para los blogs que cuentan con dominio propio. Esto me tranquilizó en parte, pero claro me suscitó un gran disgusto, ¿de qué me sirve a mí pagar por un certificado SSL a Go Daddy si Blogger lo salta por alto?

En fin, queriendo solucionar el tema, me metí en foros, en el blog de ayuda de Blogger y en mil y un sitios más. Sea como sea, llegué a varios artículos de lo más interesante, que orientaban sobre cómo remediar ese conflicto entre el certificado SSL y los dominios propios en Blogger, así como la repercusión que tiene de cara a nuestro posicionamiento. Os dejo los enlaces a los sitios que hablan sobre el certificado: (Zkreations, Esto es útil, Frikymamá), porque estoy convencida de que os serán de gran ayuda si os encontráis en la misma situación que yo. Y, además, os ahorraréis dinerillo y la pérdida de tiempo tratando de indagar sobre dónde reside el problema en vuestro sitio. Como sus autores nos explican perfectamente el proceso, paso a paso, no me extiendo más con esta parte del problema que os mencionaba al principio de mi entrada.

Pero, claro ¿qué sucede si a pesar de seguir al pie de la letra esas instrucciones seguís en las mismas y el problema persiste? En cierto modo, la clave está en el enlace de Frikymamá, aunque se da la circunstancia de que yo ya había detectado en parte que mis imágenes no estaban alojadas en un servidor seguro. No obstante, la herramienta de la que ella nos habla me ha ayudado muchísimo en la labor de detectar qué imágenes me crean ese fallo. Es más, gracias a ella, he logrado solucionar el fallo general en mi página de inicio. ¡Qué alegría!

La verdad es que el asunto se las trae, porque contar con un certificado que valide y refrende la fiabilidad y seguridad de nuestro sitio repercute directamente sobre el SEO. Mi blog no recopila datos personales, porque no cuento con tienda, pero quienes sí la tenéis, deberíais tener en cuenta todo esto que os digo, porque os interesa especialmente inspirar confianza a vuestros compradores. Con lo cual... conviene tomar medidas al respecto. Pero, no os preocupéis que, creo que os podré ayudar con mi "descubrimiento".

Yo, una vez más, estaría precisamente en este segundo grupo, es decir, en el de aquellos que aún siguiendo todos los pasos, no cuentan con el icono del candado en todos sus posts ni páginas. ¿Por qué sucede esto? En mi caso, y supongo que en el de mucha gente, porque tengo una mezcla increíble de código mixto en la plantilla HTML de mi sitio, principalmente porque los enlaces que aparecen en ese código no eran https. "¡Pues pongo la "s" tras el http: y ya está, no?", diréis algunos. Pues no, no basta, al menos en mi caso, porque realmente mi alojador de imágenes hasta ese instante, no dispone de dicho certificado, con lo cual, añadir esa "s" final no implica derivar al visitante a un lugar seguro. Es más, procediendo así, se generaba un error, por enlace roto. Por si queréis comprobarlo, basta con ir al sitio de Tinypic. Es evidente que no cuenta con candado y que su url es http:// no https://.

Bueno, ¿y por qué no subirlas a Google Drive, sin más? Si os parece os doy mis razones.

  1. Primero: por una razón de espacio. 
  2. Segundo: por una cuestión práctica, aunque no sé, si definirla más de manía que de otra cosa, pero yo me quedo más tranquila teniendo por separado mis imágenes privadas y mis imágenes públicas.
  3. Tercero: por evitar que ese contenido caiga en manos ajenas. Parece un poco paranoico este último punto, pero si lo analizáis más a fondo, resulta que Google Drive es una app a la que se tiene acceso directo desde la mayoría de smartphones actuales. Y, aunque en la mayoría de los casos, tengamos una cuenta gmail para todo lo relativo a la configuración de nuestro móvil, y otra distinta para todo lo del blog como tal, a mí me parece una razón de peso, evitar que esas imágenes que tanto apreciamos de nuestros proyectos puedan viajar de mano en mano "sin control", por un descuido al dejar nuestro móvil a otra persona o al extraviar el terminal, o yo qué sé. Y sí, supongo que es paranoia total mía, pero bueno...
En fin, llegados a esto, si decidís que como yo, queréis proteger o restringir lo más posible el acceso a ese tipo de contenido, se hace imprescindible poner solución a lo del hosting. 

En mi bitácora esta decisión afectaría a las imágenes que incorporo en mis entradas a modo de títulos; las que se ven en mi blog en la sidebar; o la de la newsletter y la firma en mis posts, entre otras. Obviamente, sabiendo lo que sé ahora, ya no me sirven si las mantengo subidas en Tinypic. Con lo cual, el siguiente paso de esta investigación consistía en encontrar un alojamiento online que cumpliera al menos con estas consignas que yo valoro por encima del resto:
  • Alojamiento seguro.
  • Alojamiento gratuito.
  • Espacio ilimitado.
Con esto, la verdad es que tuve algo más de suerte, pues entre las primeras búsquedas, enseguida apareció Postimages.org.es. Y, de veras que es intuitivo, fácil de usar, y cumple con esas tres condiciones de las que os hablaba líneas antes. Para darse de alta no se requiere más que una cuenta de correo electrónico y una contraseña. A continuación se recibe un email en nuestra bandeja de correo que hay que validar, y ya está. La plataforma cuenta con publicidad sí, pero en absoluto tan molesta como en Tinypic. Se pueden subir rápidamente varias imágenes y podemos organizarlas por carpetas. Todo de forma cómoda, rápida y sobre todo segura.

Comparto alguna de las imágenes de su interfaz para que comprobéis mejor la sencillez de su manejo. En la primera de ellas os muestro el menú que aparece en la página principal de este sitio web, mientras que la segunda corresponde a los campos para subir una imagen allí.


Men_principal_de_Postimages
Campos_para_subir_im_genes

Es cierto que no se requiere registro alguno para poder hacer uso de esta herramienta, pero está claro que teniendo un blog vais a precisar subir imágenes muchas veces, y no va a ser algo puntual, así que os recomiendo crearos una. El alta es sumamente sencilla y se efectúa en muy poco tiempo.

Yo ya estoy haciendo lo propio con todas mis fotografías, de lo contrario no os lo recomendaría. Por supuesto cambiar todas las que he ido subiendo hasta el momento se convierte en una labor titánica, y no sé si alguna vez la podré dar por terminada, pero desde luego, todas las que vaya subiendo o compartiendo en el futuro sí cumplirán con esa seguridad adicional, así que es muy posible que descubráis que las entradas más recientes sí aparezcan como seguras, mientras que algunas más antiguas no cumplan con ello.

Y vosotros, ¿conocíais estas circunstancias?, ¿vuestros blogs son seguros? Quizá sea el momento de que os replanteéis dónde subís vuestras imágenes, o cómo conseguir un certificado SSL ¿verdad?

En fin, ya me contaréis qué opináis sobre este tema. Os agradecería en el alma, que si esta entrada os ha resultado útil o de interés la compartáis en vuestras redes sociales.

Nos vemos.

EDITO 25/04/2018: [Recientemente, han tenido problemas de dominio y se vieron obligados a cambiar su url. Puede que por ese motivo, si tenías imágenes alojadas en este hosting, y subidas después a tu blog, hayas descubierto espantado que ya no son visibles. No te preocupes, tiene fácil solución: en la url que identifica cada imagen, sustituye ".org" por ".cc". Verás como vuelven a ser visibles, mantenimiento sus anteriores condiciones de seguridad.]

2ztks4n

9 comentarios

  1. Ains! Qué inútil me siento cuando leo tus entradas informáticas y claras que nos subes... He de decirte que aún tan bien explicado me he enterado a la mitad😫... Pero a ver si saco un rato y me pongo con esto en serio
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, Yoli. Si tienes dudas, pregúntame sin problemas. Lo que menos pretendo es liaros más y hacer entradas ininteligibles.
      Un besazo.

      Eliminar
  2. Upssss....Habrá que tener muy en cuenta todo esto, amiga!!
    Yo también en principio lo veo difícil, he pillado la mitad pero sí que lo voy a poner en práctica tal como nos explicas, ya sabes que para mí era importante lo del https y por eso insistía tanto, aún siendo medio cateta en estos temas, jajajaja....
    Tu siempre vas más allá, investigas e indagas hasta encontrar soluciones, te admiro por ello, de verdad sientes amor por la informática y te gustan las cosas bien hechas, mi enhorabuena por ello!!
    Un besote grandeee!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de amor a la informática me ha hecho muchísima gracia, porque pocas cosas detesto tanto. Lo que sí me motiva es indagar respecto a blogs y lo que guarda relación con ellos, pero no la informática je je. Y tu blog cumple la parte de la seguridad, salvo en lo que a las fotos respecta, así que no te preocupes en ese sentido. Y es probable que se deba al botón pin-it de las imágenes, aunque no lo sé a ciencia cierta.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. Unos consejos muy acertados! Es cierto que con Google y las app que se derivan como Drive suponen un riesgo. La comodidad que ofrecen puede ser un peligro para el futuro del contenido que allí se guarda, sobre todo si allí tenemos datos importantes y perdemos el smartphone. Gracias por compartirlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuuuuuuuchas gracias a ti por comentar y visitar este post. Un abrazo.

      Eliminar
  4. No tiene el gadget de seguidores, como te sigo? Me pierdo tus entradas..snifff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por avisarme, es un widget que cada cierto tiempo da problemas, y parece que vuelve a darlo. De todos modos, te puedes suscribir a mi newsletter para que te llegue esa información a tu correo. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Lirtea, acabo de reinstalar un "parche" que te permite hacerte seguidora de mi sitio, mientras se solventa el problema. Aparece en la sidebar. Basta con que pinches sobre el texto para que en la siguiente pantalla marques la opción de seguirme y ya estaría. Mil gracias por avisarme de este fallo. ¡A saber desde cuándo está así! Si no me lo dices ni me entero.

      Eliminar

Me encanta tenerte por aquí, desvanero. Confío en que la implantación de la LOPD y la LSSI próximamente, no eviten que me sigas dejando tus comentarios, te aseguro que no transferiré tus datos de sesión a ninguna entidad privada o pública. ¡Siempre serás bienvenido! Lo sabes, ¿verdad?