Mi-buscador-con-gafas

Desvaneros que me acompañan

Cose almohadas del corazón y ayuda en la lucha contra el cáncer de mama

Octubre es desde hace ya unos años, el mes en que se hace más visible la lucha contra el cáncer de mama en nuestro país, con multitud de eventos solidarios como subastas, carreras, reparto de almohadas en forma de corazón (pero no valen de cualquier medida) para entregar a mujeres masectomizadas o recaudar fondos para investigación.

Por si no conoces la historia que hay tras esas almohadas  la cuento a continuación.


Cartel donde predominan los tonos rosados con un lazo rosa central sobre un círculo también rosa y con ilustraciones de almohadas con corazones.  En el centro del cartel se leen las palabras: almohadas del corazón.



LAS ALMOHADAS DEL CORAZÓN (SU HISTORIA) 



La primera almohada del corazón la recibió Janet Kramer-Mai,  una enfermera estadounidense (algunas fuentes se refieren a ella como doctora) tras su masectomía, realizada en el Hospital Erlanger Medical Center de Chattanooga en Ténesis. Esto sucedió en el 2001.

Sus tías le regalaron una almohada que encajaba perfectamente bajo la axila y reducía los dolores propios de la intervención mientras la herida cicatrizaba, que disminuía, a su vez, la tensión del hombro y evitaba en gran medida golpes o roces accidentales.

Fue ella misma quien, más adelante, reunió voluntarios para coser almohadas similares que regalar a otras mujeres que pasaban por el mismo trance. La iniciativa tuvo tan buena acogida que pronto se extendió a Europa a través de una enfermera de Dinamarca, llamada Nancy Friis que coincidió con Janet en un congreso y supo del proyecto.

A nuestro país llegó primero a Mallorca a través de María José Loly de Cooman, más conocida como "Micky" que encontró la almohada en internet, contactó con las personas correspondientes y obtuvo los permisos para poder difundirlo en todo el territorio.

En la actualidad son muchos los hospitales, asociaciones o incluso farmacias que las entregan o recolectan de forma gratuita para las pacientes tras la intervención, puesto que estas almohadas no se venden ni se compran. Por favor, respeta esto. No es algo con lo que hacer negocio, sino para apelar a nuestra solidaridad.

Si te animas a coser alguna, ten en cuenta que:

  1. El corazón no ha de pesar más de 180g con el relleno ya puesto en su interior. Suelen recomendar que pese como máximo 150g, pero a algunas mujeres 150 les resulta escaso, así que mantente en el límite de 180g y te quedará un cojín perfecto para ayudar a una de esas mujeres operadas.
  2. Además es muy importante que la tela usada sea 100% de algodón.
  3. El relleno que sea preferentemente de floca. Piensa que va a tener un uso continuado por lo que no se ha de sentir ni duro, ni áspero bajo el brazo.


Separador de secciones con líneas negras discontinuas en los flancos a modo de costura, con un lazo rosa en el centro (símbolo de la lucha contra el cáncer de mama) y la máquina de coser turquesa con botones multicolores en los extremos de las líneas continuas, junto a los márgenes del cartel separador.



¿POR QUÉ ES TAN EFECTIVA?



  • Tras la operación, hay que mover el brazo con suavidad. La característica forma de la almohada de un corazón un poco alargado se adapta perfectamente a la axila, separa lo justo el brazo del cuerpo y así el hombro no sufre tanto en cada movimiento.
  • Alivia el dolor e impide que el brazo toque la herida.
  • Favorece que se pueda dormir recostada sobre el lado intervenido mucho antes de lo previsto.
  • Impide que el brazo se hinche, previniendo el linfedema.
  • En el coche protege de la presión del cinturón de seguridad en el área cercana a la herida.
  • A nivel emocional ayuda a reforzar la autoestima de las pacientes y las hace sentirse apoyadas.

Y dirás, ¿por qué cuentas todo esto, Rebeca?

Porque si te gusta coser, puedes contribuir aportando almohadas con ese diseño a asociaciones, hospitales o incluso farmacias de tu provincia.

💞El patrón no es fácil de conseguir, pero @amancina_21, la ganadora de mi #rmpcjun2022, explicó en un directo el año pasado cómo hacer una de esas almohadas y proporcionaba el patrón también. Así que te dejo el enlace aquí.

💞Por su parte, @costurbyvero a quien sigo también en Instagram, estará durante los próximos días 10, 17, 24 y 31 de octubre en la tienda/taller de La Burbuja de Mar (en Benidorm) para quienes quieran acercarse bien a la mañana, bien a la tarde a su local y coser estas almohadas solidarias. Habrá dos turnos:

  • De 10:00 a 13:00.
  • De 17:00 a 19:00.

La dirección del local es: 
Avda. Doctor Severo Ochoa 48.
C.P:03503. Benidorm (Alicante) 


El cartel de esas jornadas de costura con toda la información es este:


Cartel explicativo de las jornadas para la campaña del cáncer de mama 2022 de La Burbuja de Mar y Costurabyvero


¿No te parece realmente hermoso poder ayudar a una causa como esta? Pues no lo dudes, y ponte en marcha con ello ya.

Un abrazo.


Suelo pedir que compartas mi contenido en redes sociales si te ha parecido interesante, pero en esta ocasión te lo pido con más motivo. 

¿Lo compartes, por favor?


10 comentarios

  1. Sin palabras, Rebeca. Eternamente agradecida x la difusión y por toda esa información que desconocia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La agradecida soy yo, Vero, si este pequeño gesto ayuda a que haya más participación y se cosan más almohadas de corazón de lo esperado mucho mejor, ¿no crees? Por cierto, me alegra saber que gracias a este post has conocido un poco más el origen de esta iniciativa.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola muy bonita iniciativa yo hize gorros para niños con cáncer pero me gustaría hacer este también de corazones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente cualquier acción solidaria es hermosa y reconfortante. Quien colabora obtiene mucho más, a veces, que quien recibe la donación. Yo al menos lo considero así.

      Supongo que será cuestión de contactar con asociaciones de tu zona y ellas te indicarán de qué manera puedes ayudarles. Estoy segura de que serán quienes mejor te puedan asesorar al respecto. De todos modos, si consigo más información a nivel estatal, iré incorporándola en nuevos posts.

      Preciosa forma de hacer algo bonito por los demás, Eva, eso de coser gorros para los niños enfermos de cáncer. Es una iniciativa de la que también tenía noticia, pero no sé si yo sería capaz de hacer un gorro de esos, pues me parecen muy complicados de realizar.

      Un abrazo enorme y gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  3. No conocíamos la existencia del cojín ni su importancia, así que ha sido de lo más revelador e interesante este post en el que explicas tan claro todo lo relativo a él. Muchas gracias, Rebeca.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que habéis conocido esta iniciativa y la importancia de la forma de ese cojín. Si lo compartís sería de mucha ayuda, chicas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Es una iniciativa maravillosa.
    La primera vez que las vi fue en una tienda de telas aqui en Sevilla y se que en muchas ciudades hay iniciativas como la que describes.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo que lo es, Isabel. A ver si me responden finalmente las dos asociaciones con las que he contactado de mi Comunidad autónoma y puedo ampliar algo más de información al respecto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Es una idea maravillosa.
    Aquí en Vigo nos juntamos unas cuantas asociaciones e hicimos cerca de unas mil, que fueron repartidas por los diferentes hospitales de la zona.
    De echo tenemos unas fotos muy emotivas con gente que las recibió.
    Un bonito gesto que a tod@s les encantó.
    He de ponerme en contacto para ver si por aquí se necesitan mas, para hacerlas.
    Un besín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es una iniciativa preciosa, como bien señalas, María. No importa el lugar, sino la intención y que participe cuanta más gente mejor para ayudar al máximo posible de mujeres masectomizadas.

      Un besazo.

      Eliminar

¡Qué alegría que me dejes tu comentario, desvanero! Me encanta tenerte aquí. ¡Sé feliz!