El primer snail mail que hago




¡Hola, desvaneros!:

¿Cómo estáis? Espero que lo que os traigo hoy os guste y os anime a retomar el gusto por la correspondencia a la vieja usanza. Y sí, soy una pesada... Hoy vengo a destiempo y encima por partida doble. La primera publicación del día es la de esta tarjeta, por si a pesar de todo habéis decidido no odiarme y queréis echarle un vistazo je je.

No sé a vosotros, pero a mí, desde siempre me ha gustado escribir, y hasta hace bien poco he sido de esas rarezas que aún mandaban cartas en cuanto tenía ocasión. Supongo que en el fondo soy una nostálgica recalcitrante, pero al final me ha pasado como a todos: la llegada a mi vida del whatssapp precipitó todo. Las interminables cartas escritas en espejo o combinando párrafos de colores, dejaron paso a los emoticonos por la comodidad de la inmediatez... 

¡Ay cuánto echaba de menos una carta en condiciones! Y precisamente el happy mail, también conocido como snail mailsnail de caracol, por la lentitud del servicio postal (precisamente hace cosa de un par de años más o menos, una postal que envié a mis compañeros, durante mis vacaciones, tardó la friolera de un mes y quince días en llegar, lo cual corrobora lo de snail), y mail, de correo, era la solución perfecta para un alma como la mía, asfixiada por la añoranza. Además es la forma ideal de combinar esa preciosa costumbre con mi pasión por el scrap.

Así que todo queda resumido en esta operación sencilla:

SNAIL MAIL / HAPPY MAIL = CARTA + BELLEZA DEL SCRAP


¿No me negaréis que apetece tanto hacer uno como recibirlo, verdad? Pues, como la idea me rondaba en mente desde hace eones, mucho antes de saber qué existía esto del happy mail, aprovechando que una amiga scrapera, recién estrenada en esto de los blogs, había confiado en mí para participar en un juego creativo (no puedo desvelar más sobre el asunto), decidí devolverla el gesto en forma de correo bonito.



Sé que el acabado no es del todo perfecto. De hecho, siendo honesta, los remates no están muy allá, pero obviando esos defectos, creo que el conjunto es bonito. Cruzaré los dedos, porque opinéis igual...

En fin, dejo paso a las flores  (upsss me ha traicionado el subconsciente), me refería a las fotos je je. Espero que os guste el paquetito. Y si podéis dad una sorpresa a alguien con una carta bonita. Seguro que le hace una ilusión tremenda.


Foto collage 1 de mi primer happy mail


Aquí os dejo más imágenes (siento que no sean más luminosas. No he podido editarlas). Espero, no obstante, que se aprecien bien los colores y los detalles, pero sobre todo que os guste.


Foto collage 2 de mi primer happy mail


Quienes practican esto del snail mail, con asiduidad, lo hacen a modo de intercambio, pero yo he querido hacerlo porque sí. Simple y llanamente como agradecimiento. Creo que esa personilla se lo merecía, y ésta ha sido la manera que se me ocurrió para hacerlo. Gracias por ser así, por tu ingenio y por mantenernos a todas en vilo y atentas a tus nuevas ocurrencias. ¡Tienes una energía imparable! Así que ya sabes, guapi, no existe ningún compromiso para que me envíes algo de nuevo. Yo lo hice por enviarte un achuchón, ya que no te lo puedo dar en persona. ¡Disfrútalo y haznos disfrutar por mucho tiempo con tu blog recién nacido! ^^

Y bueno, desvaneros, aquí acaba mi segundo post del día. Nos reunimos el miércoles con un nuevo blog invitado. ¡No os lo perdáis!

Un besazo.



Suscríbete





Firma banderines



22 comentarios

  1. Lo molón que es recibir una carta a la vieja usanza. Y las pocas que se envían, el otro día un amigo cartero me lo decía, que solo se entregan ya facturas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, Óscar... Tú en mi blog, ¿en serio? ¡No sabes cuánta ilusión me hace reencontrarme con antiguos cuentacuentos! Un placer tenerte en mi rinconcito. Por cierto, ya tienes tema para uno de tus preciosos poemas: la ausencia de cartas.

      Un millón de besos y abrazos.

      Eliminar
  2. Cierto... solo nos quiere el banco o las propagandas... Con la ilusión que hace recibir una carta!!
    besos!! Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hace falta recuperar esas costumbres Helena. Así que manos a la obra. Un besazo, guapa.

      Eliminar
  3. Ya hace poquito que me uní al mundillo del snail mail y estoy encantadísima!! "Cuando sea cartera" me hará tanta ilusión entregar cartas bonitas!! Cuidado que engancha Rebe!! Avisada quedas! Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de que engancha sí, porque tengo ya varios en proyecto, pero que quieres que te diga... ¡Ojalá todas las adicciones fuesen como ésta! je je. Un besazo.

      Eliminar
  4. ¡Vaya chulada! ¡Qué ilusión recibir una carta así! Te lo has currado y el resultado es fabuloso.;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Es mágico hacer algo así pensando en exclusiva en la otra persona je je. Me alegra muchísimo que te haya gustado tanto. Un besazo.

      Eliminar
  5. Ya sabía yo que no ibas a tardar mucho en hacer tu primer snail mail! Te lo notaba en los comentarios que dejabas en las entradas de otros blogs. Y con lo intrépida que eres... 2+2, jejeje... Me alegro mucho por ti! Este formato te va a dar muuuchas alegrías! Y por lo visto a tus penpals también! Te ha quedado genial!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diste en el clavo sí. La idea me rondaba desde hacía mucho mucho tiempo. No me acostumbro a la palabra pen pal je je, supongo que entre otras cosas, es porque lo hago por gusto, no por la presión añadida de un intercambio.
      Gracias por animarme con esto.
      Un besazo.

      Eliminar
  6. Hola que tal? Tienes un blog muy bonito, con unos trabajos preciosos. Me uno a él como seguidora y te invito a conocer mi blog:
    http://awesomeneedles.blogspot.com.es/
    Espero que te guste y te animes a seguirme. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bienvenida a mi rincón. Un placer que te guste lo que hago y decidas quedarte. Por supuesto que te visitaré. Un saludo.

      Eliminar
  7. Yo hace mucho que no recibo cartas, ni mando, pero si que conservo las de mi juventud, las que me intercambiaba con una prima,aveces las vuelvo a leer y me río de las "tonterías" de chicos que nos contábamos las dos jaja .
    Te quedo muy bonito tu primer snail-mail.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo las conservé durante años, pero desgraciadamente eran demasiadas y hube de deshacerme de parte de ellas. Hace no mucho, con lo de la mudanza, acabé deshaciéndome del resto. Resultó muy duro. ¡Ojalá hubiera podido conservarlas!
      Me alegra saber que te ha gustado mi snail mail.
      Un besazo.

      Eliminar
  8. Que bonito Rebe!! Yo y llevo unos cuantos snail enviados y recibidos y es un placer abrir el buzón y encontrarte con una carta bonita hecha con el corazón!! Me gusta como quedó el tuyo!! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te haya gustado! Yo acabo de comenzar con ellos, pero estoy convencida de que haré muchísimos más. De hecho, ya tengo preparados papeles para unos cuantos je je. Un besazo.

      Eliminar
  9. Que guay retomar aquello de las cartas eh???...oye me has dejado muerta con lo de las cartas espejo????...en serio que enviabas asi las cartas???..jajaj...madre mia!!!...yo una vez lo intente y torpe no ..lo siguiente..bueno rebe que me ha encantado tu trabajo...se ve cariño y mucho!!!!..besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, guapi! Las cartas siempre tendrán un encanto que no podrán alcanzar las apps, eso está claro. En cuanto a lo que preguntas sobre lo de escribir en espejo, sí que lo hacía, pero casi simpre eran párrafos sueltos, porque me costaba mucho trabajo y mi caligrafía no era la habitual en mí escribiendo normal je je. Pero sí, todo el que recibía mis cartas decía que era uno de los puntos fuertes je je. Eso sí, costaba horrores...
      Y Sobre mi snail mail, encantada de que te haya gustado, por supuesto.
      Un besazo.

      Eliminar
  10. Definitivamente venir aqui es como recibir clases particulares,jajaja.
    Todo lo que he aprendío hoy!!
    Lo de snail me ha gustado mucho. Es que es verdad,snail total,jajaja, qué desesperaaaaante! pero bueno,también mola y mucho recibir cosas bonitas y sobre todo,crearlas.
    Esa ilusión pensando en si le gustará al destinatario,eso que no se pierda,por dios,jajaja.
    Yo también era de las clásicas de cartas. Ahora sobrevive algún Xmas simbólico,pero qué le vamos a hacer,los tiempos mandan.
    Me ha gustado muuuuuuucho tu carta,qué trabajazo,y qué proyecto más bonito.
    Lo de escribir de espejo me parece de nivel avanzadisimo,jajaja.Que no se pierdan estas cosas,que son únicas ;)
    Muchos besos,Rebe! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos besos a ti, Yoli. Con este descubrimiento del snail mail, tengo la excusa perfecta para volver a hacer cartas bonitas je je. A mí me hacía una ilusión tremenda enviarlas, así que volver a recuperar esa tradición es un regalo para mí je je.

      Eliminar
  11. La ilusión que me hizo recibir tu carta, no tiene nombre!! Y mas cuando es de manera tan desinteresada. Yo no participo en intercambios de correo bonito y no porque no me guste, pero me parece mas autentico cuando mando o recibo porque sí, yo mando cuando puedo, lo que quiero y a quien quiero, sin prisas ni compromisos!! Muchas gracias, por el regalo y por las palabras tan bonitas de este post!! besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la ilusión que pones en cada iniciativa y arrastrarnos a todos con ese mismo ímpetu. Lo hice de corazón y porque, como tú dices, me apetecía. Si además te gustó recibirlo, mejor aún.
      Un besazo.

      Eliminar

Me encanta tenerte por aquí, desvanero. Es un placer conocer tu opinión. Si quieres que te visite, indícame el nombre de tu sitio, pero no me dejes el enlace, por favor. No quiero que Google me penalice. Gracias y un abrazo enoooooooorme.