Primeros pasos decorando mi Smashbook


Ayer me entretuve más de lo esperado con un proyecto que tengo entre manos, y al final me despisté y no publiqué entrada. Como me sabe mal dejar esto desierto por tantos días, ahora que he decidido impulsar este blog, os dejo por aquí algunas imágenes del smashbook que estoy haciendo desde el 9 de octubre (digamos que la fecha oficial de mi incursión en este mundillo). Está muy verde aún, como podréis comprobar, y por ahora no es mi prioridad, así que quizá lo vais a considerar demasiado soso. Digamos que en estos momentos es tan sólo un esbozo de lo que pretendo hacer con él.
En este caso, aunque es el smashbook de la marca Artemio, con temática de París, confieso que nunca he viajado a esa ciudad, y es uno de mis muchos viajes pendientes, pero yo lo veo más como una especie de album-diario de momentos inolvidables de mi vida que como un viaje o una época concreta.
En fin, me dejo de preámbulos y comparto las imágenes con vosotros. Comienzo colgando las del smashbook original para que veais el antes y el después de lo poco que he hecho hasta ahora.


 
Imagen de la portada original                                      Imagen original de la pasta trasera
 
A partir de este punto, veréis los cambios que he efectuado, principalmente en las pastas y en las contraportadas. Ésta que veis en primer lugar es la imagen de la portada. Para decorarla he usado viejas “reliquias” que tenía guardadas por casa y que me daba lástima tirar. Por ejemplo: el pequeño bolsito de cuero que aparece en la parte baja de la imagen es un tarjetero hecho a mano que nunca he llegado a usar. La flor metálica con cristalito verde en el centro es un dije de un viejo colgante, uno de mis favoritos. La pieza étnica de la parte inferior derecha de la imagen fue también, en su día. un colgante de mi época hippie. Todo esto lo he colocado sobre las hojas decorativas que he usado como base para cubrir el diseño original del smash. Añado también las imágenes de las hojas utilzadas y del washi tape que he usado en las divisiones. Disculpad si no son suficientemente nítidas y si no cuento con las imágenes de la otra cara de las hojas decorativas.
 
20141016_123811               20141014_160956        20141014_160904                            20141014_170942
 
La rosa de la parte superior de la imagen (la primera de este grupo de cuatro) está elaborada con un lazo de colores, debidamente “doblado”. Y la mayoría de los adornos están pegados con cinta de doble cara, o con cola blanca, como es el caso de los dijes o el camafeo con la Torre Eiffel. Hasta varias semanas después no he ido comprando más tipos de adhesivos, porque no sabía si ese estado febril iba a durar unos días o iba a ser más largo. Bueno, ¿a quién quiero engañar? Desde el minuto cero, en que me puse a scrapear, supe que ésta iba a ser una de mis grandes pasiones. De hecho, cuando comencé a ver tutoriales y a crear mis piezas de cuero y abalorios, la palabra scrapbook se repetía en mi  cabeza como un mantra, gracias a que un día por casualidad llegué a un videotutorial donde alguien enseñaba un album. ¡Quedé enamorada!... Y claro, como soy terca como una mula, hasta que no he conseguido matar el gusanillo de mi mente con ese tema no he quedado contenta. Ahora, por contrapartida, me encuentro con que no puedo parar de aprender más y más, ni de probar técnicas de scrapbooking. ¡Vamos que lo mío es pura gula ya!
 
Pero bueno, no me extiendo más con mis problemas de incontinencia scrapbookil, porque seguro que más de una se siente identificada, así que no voy a redundar sobre algo que ya conocemos todos. Además, éste es un post esencialmente de imágenes (y sí, admito que de  relleno), así que con vuestro permiso, voy a proceder con la parte quizá un poco más seria y aburrida, pero que al fin y al cabo, es la causa fundamental de que esté contando esto...

¿De qué estábamos hablando? ¡Ah. sí! Ya me acuerdo, ahora viene el momento aburrido de ver fotos, como cuando alguien insiste en compartir las mil y una fotografías de sus últimas vacaciones. ¡Puff! ¡Qué pereza!, ¿verdad? Pues sí, pero en el fondo, admitid, que a todos nos gusta eso de curiosear viéndolas, así que no os quejéis, poneos cómodas y dejaos llevar...

20141016_193949En esta otra imagen os muestro la tapa trasera. Básicamente la he dividido también en secciones, sobre la parte rosada he realizado algunas estampaciones y he puesto mi particular  firma (hoja de árbol decorada con glsossy verde). El lazo. bajo la imagen de Gorjeus, pretendía formar parte de uno de mis marcapáginas, pero finalmente rehusé emplearlo en él y lo he recuperado para este proyecto. Para dar más intensidad a la imagen de Gorjeus en sus laterales he colocado strass (lo tenía guardado para mis pulseras y collares). El sobre de plástico rosa, en la parte inferior izquierda, también lo he recuperado de un tarjetero ya estropeado. En el borde externo he colocado el mismo tipo de puntilla que en la tapa delantera.

 
 
Estas tres últimas que os dejo a continuación corresponden a las solapas interiores. Ambas con dos tipos diferentes de bolsillos. La de la izquierda es la de solapa delantera y la de la derecha pertenece a la solapa trasera. En el primer caso, el fondo es un cartón “reciclado” de unas tijeras creativas (para que veáis que lo reciclo todo o casi todo) Guiño . En cuanto a la última imagen, perdonadme el trabalenguas… (espero que no os escandalicéis), la decoración de la cometa, está hecha con los picos de dos pequeños sobres blancos (sobre ellos he superpuesto unos washi tapes artesanos: a base del protector trasero de unos salvaslips. Aquí´, según mis cálculos deberíais reiros a secas o llorar de risa). Los dos sobres seccionados están, integrados, a su vez, en el conjunto, forrados con la misma textura del fondo (hecho éste a partir de un paquete-regalo de una conocida cadena de tiendas de ropa).  ¡Puff! Puede que suene muy complejo, pero seguro que con las imágenes lo comprendéis mejor.
 
20141016_193932                  bolsa Pull & Bear usada como fondo de la solapa trasera y para los sobres                  20141016_202239      


Y eso es lo que tengo hecho hasta el momento, de mi smashbook. Por supuesto, cuento ya con muchas ideas y “bocetos” de lo que quiero hacer en otras páginas interiores, pero considero que aún me queda mucho por aprender antes de ponerme de lleno a esa tarea. Mis trabajos son todavía muy pulcros, me falta "enguarrarlos" un poco superponiendo capas y más capas.

 
En fin, espero que os haya gustado lo que habéis visto en estas fotografías. De la gula scrapera podemos hablar largo y tendido cuando queráis. Besos.


 Image and video hosting by TinyPic
 


2 comentarios

  1. Hola!! gracias por visitar mi blog. Gracias a esto, conoci dos de los tuyos y me parecen fantásticos. Felicitaciones!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gabi, la agradecida soy yo sinceramente. Me has abierto un abanico de nuevas posibilidades de lo más atractivo. Un abrazo.

      Eliminar

Me encanta tenerte por aquí, desvanero. Es un placer conocer tu opinión. Si quieres que te visite, indícame el nombre de tu sitio, pero no me dejes el enlace, por favor. No quiero que Google me penalice. Gracias y un abrazo enoooooooorme.