Agunos trucos para conseguir materiales

 
Ayer tenía previsto publicar una entrada, pero finalmente me entretuve creando cosillas y no postee nada. Mi intención era presentaros algunas palabras con las que os podréis encontrar una vez que os metáis en este mundo de las manualidades (entendido este ámbito en su máxima extensión), pero lo haré más adelante. En lugar de eso, hoy vengo a hablaros de algunos "trucos" o tips que se me han ocurrido esta mañana de pura casualidad. Y es que ya sabéis que grandes descubridores llegaron a sus hallazgos de la forma más insólita.
 
Cuando alguien empieza a sumergirse en esto de las manualidades se encuentra con que una técnica le lleva a probar con otra o con nuevos materiales, pero esa experimentación continua casi siempre supone un coste considerable para el bolsillo medio. Así que, por mucho que cuando entremos en nuestra tienda de manualidades favorita, nos enamoremos de todo lo que veamos, hay que saber organizarse. Y sí probablemente lo que os planteo son obviedades, pero no por ello voy a dejar de mencionarlas.
  1. Procura marcarte un tope de inversión en materiales al mes. Mejor si lo organizas mensualmente, porque ello te llevará a delimitar y seleccionar de forma más precisa aquello que de verdad te sea imprescindible. No vale aquello de engañarse diciendo: "Esta semana compro esto y la semana que viene lo otro", si lo haces semanalmente casi seguro que acabarás gastando más dinero; créeme... sé de qué hablo. Así que recuerda: todos esos gastos han de contar en el total del mes.
  2. Recicla y reutiliza. Creo que estas dos acciones están íntimamente ligadas a las artes creativas y plásticas en general. Desde botones; retales de tela; moldes de repostería para galletas; muelles viejos de un bolígrafo o un alicate, por ejemplo; hasta saleros; pasando por suelas de zapatos o zapatillas (una idea que se me ha ocurrido esta mañana), etiquetas de ropa (he añadido alguna a un trabajo de scrap sobre el que estoy trabajando desde hace algún tiempo. Realmente es mi primer scrap como tal). No se trata de que te dediques a hurgar en la basura, pero sí de que aprendas a identificar aquellos objetos que podrías reutilizar en alguno de tus proyectos, pue todo vale y es susceptible de tener una segunda vida.
Creéis que me he vuelto loca, ¿verdad? No me extraña que lo penséis... pero seguro que cuando os enseñe los ejemplos cambiáis de opinión, y vosotros mismos os  añadís a la locura del reciclaje y la reutilización.
Os pongo ejemplos prácticos para que juzguéis  por vosotros mismos:
Los moldes de galletas os permiten usarlos al menos de dos maneras distintas, haciéndolos rodar sobre la superficie a decorar: como sellos para estampación (los míos son de metal, no olvidéis, limpiarlos a fondo, por supuesto, antes de que se sequen los restos de tinta); a modo de plantillas para páginas o layouts bien con tintas, bien dibujando su silueta con algún tipo de rotulador o pincel.
Las suelas de calzado viejo os pueden servir como sellos de estampación para crear fondos. Puede parecer un poco cutre sí, pero cuando veáis los resultados, tal vez os convenza de lo apropiado que resulta recuperarlos.
El salero, cuando hablo de él, me refiero en realidad a la tapa agujereada por donde salen los granos de sal,  por supuesto, la tapa del salero es tan válida como la de los polvos de talco o similar… Seguro que a vosotros se os ocurren otras alternativas, con ellas podréis tener plantillas de diseños simples pero muy versátiles.
El muelle se puede utilizar como sello de estampado y crea texturas interesantes una vez impregnado en tinta y haciéndolo rodar sobre la hoja que deseamos decorar.
No queráis ver calidad artística en esta pequeña muestra que os presento a continuación, son tan sólo pruebas que he hecho para mostraros las posibilidades que ofrecen…
C360_2014-11-03-11-15-34-576
 
Tres moldes concéntricos (silueta a rotulador)
 
C360_2014-11-03-16-39-47-356
C360_2014-11-03-16-38-07-407
 
C360_2014-11-03-16-39-27-579
 
C360_2014-11-03-16-38-38-005
 
C360_2014-11-03-16-39-33-280
 
C360_2014-11-03-16-40-18-193



2 comentarios

  1. que ideas más buenas!! Yo también soy de guardar cosas así en casa, pero estas en concreto no se me habían ocurrido.
    Necesitaré una caja para guardar cosas así... jjajajaja.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siendo honestas... algunos de estos objetos pueden parecer cutres, pero la suela por ejemplo, no hace falta conservarla entera... con cortar el trozo que contenga el diseño que nos gusta bastaría... Y he hecho pruebas con varias y queda bien, así que... ¡A guardar!

      Eliminar

Me encanta tenerte por aquí, desvanero. Es un placer conocer tu opinión. Si quieres que te visite, indícame el nombre de tu sitio, pero no me dejes el enlace, por favor. No quiero que Google me penalice. Gracias y un abrazo enoooooooorme.