Consejos básicos a la hora de crear tu blog




Si tienes previsto abrir un blog, te invito a que tomes buena nota de alguna de estas indicaciones, para que desde el principio todo te vaya lo mejor posible. Por supuesto, como soy defensora a ultranza de Blogger, y Wordpress me resulta un auténtico criptograma, incluso en su versión gratuita, recomiendo que te decantes por la plataforma de Google. Y, créeme he probado también wordpress, pero no me acabo de apañar.

Entiendo que llegados a este punto tienes decidido ya, tanto la temática como el título. O puede que no... Al respecto te recomiendo que trates de ser coherente. Me explico:



TODO SE TRADUCE A ESTO:

  • Pon a tu blog el mismo nombre que a la url. Hablo desde la experiencia. Mi sitio comenzó llamándose Diy. Mi desván de artesana, mientras que la dirección era http://fabricadeartesania.blogspot.com (por entonces no contaba con dominio propio). En parte el nombre sí estaba bien ideado de cara a SEO, por aquello de la palabra DIY, pero como el título de mi sitio era tan largo, la gente no lograba memorizarlo al completo, y acababa haciendo una mezcla entre la dirección web y el nombre real. Eso disipó mis dudas: precisaba un cambio inmediato. Conozco varios casos similares. Así que considero que es un fallo bastante habitual. Si lo planteas bien desde el principio, te evitarás modificarlo más adelante. Ya sabes: "a quien madruga Dios le ayuda".
  • Si puedes, evita recurrir a un título del tipo: "Las ideas de..."; "las cosas de..." Desde luego, es tu elección, y si te gusta, es tan válido como cualquiera. Pero si quieres innovar y ser un poco más original, te exhorto a que lo pienses un poco más. Tan sólo tienes que poner en google esa combinación de palabras. Seguro que en los resultados de búsqueda te aparecen un montón de sitios que coinciden. Se trata de marcar una pequeña diferencia, ser auténtico y rompedor. Así que si puedes... Elige otro distinto, marca la diferencia desde el primer instante. Estoy convencida de que no te arrepentirás. Además, piensa a largo plazo, como si el nombre de tu blog, fuera el de tu propia marca o tienda. ¿Quién sabe si con el tiempo, acabarás abriendo tu propia línea de productos? Te pongo ejemplos de sitios que sigo habitualmente y que creo han logrado salirse de esa normalidad tan anodina: Bagatelas de papel; Kelgarbo; Decosur Vintage; Alromasar; Lebílulas de colores; Crea2 con pasión; Con dos limones; Entre chocolate y scrap... Como ves, haberlos haylos. ¿Por qué no unirte a ese club tan exclusivo desde el momento cero?
  • Relacionado con el título: trata de huir de palabras con tilde en él. Sí lo sé, yo esto me lo he saltado a la torera. En cambio, tú lo puedes hacer bien desde el principio, porque aún no has arrancado. Así que haz caso de este consejo. La verdad es que cuando me decidí a dar el paso de cambiar el nombre de mi bitácora, esta circunstancia ya la conocía: Google es un poco torpe con ciertos símbolos, entre ellos la tilde y la "ñ", por ejemplo. Pero esto chocaba profundamente con el amor que siento por las letras, con lo cual, decidí obviarlo y puse la tilde contra todo pronóstico je je. Eso sí, en la url, desaparece inevitablemente.
  • Define desde el principio cuáles son los dos colores que quieres que predominen en tu sitio. Aférrate a ellos como si fueran tu salvavidas en medio del océano. Te digo esto, siempre como si tu blog fuera el escaparate de tu marca. Yo siempre uso en mi sitio, sean cuales sean los cambios de diseño que vaya haciéndole, estos dos: #339999 y #edc3b5.
  • Haz lo mismo con las tipografías. No conviene usar más de dos.
  • Asocia a tu blog, una dirección de email acorde con él. Trata de ser lo más profesional posible desde el principio. Si tu sitio se llama: Las pequeñas ideas de Ángela (me lo acabo de inventar. No sé si existe). Trata de crear una dirección de correo similar. Tipo: laspequeñasideasdeángela@gmail.com (ésta es demasiado larga, tal vez, así que convendría prescindir del artículo o de la preposición). Pero bueno, lo que me interesa es que pilles el concepto. Esto también es algo que hice mucho más tarde. Te ofrezco la posibilidad de que tú lo hagas mejor, desde el momento en que surge la necesidad en tu cabeza de unirte a la blogosfera, hasta que lo lleves a la práctica.
  • A la hora de organizar el contenido no abuses de las pestañas. Pocas facilitan el acceso a la información, pero el exceso convierte la navegación en algo menos intuitivo y el diseño en algo farragoso. Si lo piensas, al final es contraproducente para ayudar al visitante a encontrar la información que precisa.
  • No abuses de las etiquetas. Entendemos por etiquetas las categorías o subtemas de un blog. Si pones demasiadas, por querer ser muy específico, puede que acabes ralentizando el tiempo de carga de tu blog. Y sobre todo, algo que he aprendido con el tiempo, es que cuando lleves muchas publicaciones, ni tú mismo sabrás cómo etiquetar correctamente una de tus entradas, lo cual deriva en una especie de círculo vicioso. Como fuiste demasiado concreto desde el principio, cada vez que publicas te ves obligado a lo mismo. Puede que esto ahora te parezca un mal menor, pero créeme, puede ser un auténtico calvario a la hora de crear una newsletter eficaz para agrupar a tus suscriptores por temáticas. Y eso que, en ese campo, estoy más verde que la hierba de los prados escoceses, y no tengo muchos suscriptores; pero, de verdad, no subestimes esta decisión. Nuevamente te hablo por propia experiencia.
Por supuesto, hablo siempre partiendo de lo que he aprendido a base de fallar y poner remedio a esos errores. En todo caso, creo que son pasos fáciles de llevar a cabo.

Mi afán desde que comencé con el blog, es serte de utilidad y ésa sigue siendo mi pretensión con esta entrada. Espero que tú también lo consideres así. ¿Qué opinas?

Te recomiendo algunas de mis entradas que quizá puedan arrojar un poco de luz adicional sobre este asunto, y otros relacionados.


Nos vemos. Un besazo.
Image and video hosting by TinyPic


Image and video hosting by TinyPic

10 comentarios

  1. Hola Rebeca que útiles nos habrían sido tus consejos hace cuatro años que estábamos "outside" de todo el mundo blogueril.
    Todo lo hemos aprendido tropezando pero por lo que vemos cumplimos bastantes de tus pautas excepto las etiquetas ufff tenemos demasiadas a ver si lo arreglamos,la cabecera la vemos perfecta gracias a ti.
    Vamos a echar un vistazo a transformar el blog en pocos pasos.
    Feliz semana,
    Un montón de besos de las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que nos ha pasado a todas, y precisamente para ayudar a esa gente que comienza ahora, o que se siente estancada aunque lleve ya tiempo con su blog, he pensado en este post. De todos modos, siempre es bueno, hacer balance y si se puede mejorar, por poco que sea, bienvenido sea, ¿no os parece? Me alegra un montón que os haya parecido útil alguno de mis consejos y que estéis interesadas en seguir leyendo otras entradas relacionadas con este asunto.
      Poca gente es tan agradecida como vosotras por algo tan simple como un cambio de logo.
      Millones de besos.

      Eliminar
  2. La verdad es que me parecen super útiles, porque se pueden poner en práctica en cualquier momento. Gracias por todo!! mil besotes guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, guapi. Un placer que consideres que se pueden poner en práctica en cualquier momento.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. ¡Lo que yo habría dado por saber esto hace cinco años, Rebeca!
    Aprendí por ensayo/error y aún sigo aprendiendo gracias, entre otras cosas, a tus consejos.
    Gracias por la mención.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ésas estamos todas, Isabel, todos los días aprendemos algo en este mundo je je.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Interesante post para quien comienzo y poara quien ya tiene un blog, gracias.
    Un beso Rebeca!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso para ti también, Amparo, me alegra que te parezcan interesantes los consejos que hago desde este post.

      Eliminar
  5. leí hace días esta entrada pero no la había comentado. Están muy bien todos los consejos que das. Y hay cosas que se intentará poner en práctica. Lástima no haber sabido muchas cosas cuando empecé. he ido aprendiendo a golpe de ensayo-error...
    Gracias1! besos!! Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos ha sucedido a todas, pero a veces está bien investigar por uno mismo, porque ese tipo de cosas no se olvidan nunca je je. Un placer que te hayan parecido interesantes mis consejos.
      Un besazo.

      Eliminar

Me encanta tenerte por aquí, desvanero. Es un placer conocer tu opinión. Si quieres que te visite, indícame el nombre de tu sitio, pero no me dejes el enlace, por favor. No quiero que Google me penalice. Gracias y un abrazo enoooooooorme.