Consume pero con cabeza y corazón



Las navidades son unas fechas donde vemos muchos contrastes, pero lo bueno es que en ellas, la gente se transforma, e incluso el hueso más duro de roer, se reblandece un poco, y es más solidario. Sé que toda esa fiebre consumista ya está superada, por fechas, pero claro ahora estamos en plena temporada de rebajas y ¡Pufff! Os digo esto, porque mientras pienso en los escaparates y en la fiebre consumista, por la que también yo me dejo arrastrar (no puedo negarlo), otros muchos lo pasan mal, y para mí eso pesa mucho. Y sí, ya os lo he dicho con anterioridad: estas fechas también tienen su lado bueno, como por ejemplo la creación de empleo, precario (como sucede durante las navidades), pero empleo que al fin y al cabo es lo que importa, pues es relativamente frecuente que comercios y locales de hostelería requieran personal nuevo, así que por esa parte, tanto diciembre como enero traen la alegría a muchos. Seguro que a vosotros tampoco se os escapa este detalle.

Yo, por ejemplo, aunque lo hago a lo lapostad todo el año, estos meses me esfuerzo por adquirir lo que quiero en comercios pequeños o de barrio, pues considero que en estos tiempos de grandes multinacionales, la ley no escrita de que el pez grande se come al pez chico pesa demasiado, y me duele mucho ver que negocios maravillosos han de bajar la persiana por la falta de ventas. Así que, aunque no es mucho (colaboro de más maneras, por supuesto) ante un comercio pequeño y uno grande, opto por el pequeño, y la satisfacción que siento es lo mejor de todo. ¿Vosotros también lo hacéis?

Esos sitios tienen un encanto que nunca tendrá el comercio más chic y moderno de la zona vip de tu ciudad, ¿a que sí?, ¿o es que sabe igual el pan artesano, hecho en horno de leña como se hacía antaño, que el pan o la bollería industrial? Por favor, si hasta el nombre los delata: "industrial". ¡Eso no puede ser sano, por muy rico que esté con todo su azúcar!

Pues con la artesanía, pasa lo mismo: cada pieza es única, y lleva un tiempo y un detalle que lo convierten en la pieza primorosa que desfila ante nuestros ojos. Así que si podéis, apostad por la artesanía, y reciclad y reutilizad... Hay mil maneras de lograr un mundo mejor, sólo habéis de buscar las vuestras.

Y bueno, no me enrollo más, y aunque quede mal, que conste que no estoy vendiéndoos nada, sólo que he visto algo en la televisión hace un rato que ha soliviantado bastante mi conciencia, por eso os he mencionado todo lo anterior.

En fin, ahora sólo os pido que os relajéis, viendo los pendientes y el broche que os traigo. A  ver si os gustan. 









Un secretillo: estos dos primeros pares que os he enseñado tienen como base botones. En el caso de los primeros, los de las mariquitas azuladas, hube de limar la superficie trasera, pero el resultado me entusiasma. Seguro que encantarán a alguna niña. En cuanto a los del arco-iris son unos que me sobraron de cuando intervine en el intercambio de ATCs de este verano, y quise reconvertirlos en esto que os enseño.



Ésta es una de mis piezas favoritas. De hecho, en cuanto compré el corazón, supe que iría directo en forma de broche a una de mis chaquetas de invierno. ¡Anda que no da un toque precioso en la solapa! 



Aquí os enseño más de cerca el broche que me ha robado el corazón, nunca mejor dicho. ¿No es bonito? Parece muy vintage, ¿verdad? Y es que lo es, pero precisamente por eso queda perfecto en esa chaqueta. Son la pareja ideal.




Y aquí tenéis toda la galería al completo. La pena es que los aguamarina no acaban de salir bien en ninguna de las fotos, pero son realmente vistosos.



Bueno, eso es todo por hoy. ¿Os ha gustado? No dejéis de contármelo en los comentarios, por favor. Si queréis ver algo más de mi bisutería más reciente, os dejo aquí el enlace a otras de mis piezas, aunque quizá menos vistosas que éstas de hoy.

 Nos vemos en unos días, como siempre a las 10:30, hora peninsular. 


Un besazo.




Suscríbete




Firma banderines




Deja tu comentario

12 comentarios

  1. Muy bonitos los pendientes Rebeca y el broche es un "amor" (nunca mejor dicho), yo me quedo con los aguamarina, que aunque dices que no se aprecian bien, yo los veo preciosos.
    Besos guapa.
    Ana (Manualijando)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué gozada que te gusten mis cositas, Ana! Un besazo.

      Eliminar
  2. ¡Qué auténticas joyas! Si es que para ser joyas, no hace falta que lleven diamantes. Unos sencillos botones quedan genial. Me encantan!!! Y sobre todo los de las mariquitas. Me parecen de lo más simpáticos.
    También tengo unos pendientes hechos con botones. Bien sencillos de hacer. A ver si os enseño algún día...
    Bueno, y todo lo que comentas sobre el comercio, es cierto. Da muchísima pena que desaparezcan tiendas familiares y de toda la vida de nuestras calles. Hay que intentar apoyarles.
    Besos, Rebeca!! Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Helena. ¡Qué bien que te hayan gustado estas cositas! Un besazo, guapi.

      Eliminar
  3. Unos pendientes preciosos Rebeca y una reflexión totalmente compartida. ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isabel. Un placer que te gusten mis pendientes. Un besote.

      Eliminar
  4. Unas grandes joyas, a veces es muy dificil que nos compren a los peces pequeños y cada día más... pero con tantas multinacionales es dificil, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad eres tú, Melysa? ¡Estoy alucinando!, ¡qué subidón! Mil gracias por pasarte y comentar. Un besazo.

      Eliminar
  5. Me gustan todos los aguamarina es un color que me encanta, los corazones siempre me han gustado así que el broche también y las mariquitas son una cucada.
    Rebeca he leído la propuesta que me has hecho para participar en tu blog ya te diré por que ando un poco liada de todas maneras me hace mucha ilusión.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será genial y no te preocupes que sería ya para marzo o abril, pues el de febrero casi seguro está ya cubierto, y este mes tengo ya todas las entradas programadas. Gracias por interesarte, guapa. Un besazo.

      Eliminar
  6. Qué requetebonito todo Rebeca! No sabría decirte qué me gusta más... Las mariquitas son una cucada pero el broche es precioso!! Por cierto, estoy contigo en todo lo que dices... yo también soy más de ir a la mercería de aquí abajo que al centro comercial. Pero no es suficiente porque cada día veo más tiendas cerrar en el barrio :-(
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima sí. Hoy de hecho, acabo de descubrir con mucha pena que una tienda de mi barrio, especializada en té e infusiones cierra. Es una tienda preciosa y la chica un encanto, pero no basta está claro. Un besote.

      Eliminar

Me encanta tenerte por aquí, desvanero. Es un placer conocer tu opinión. Si quieres que te visite, indícame el nombre de tu sitio, pero no me dejes el enlace, por favor. No quiero que Google me penalice. Gracias y un abrazo enoooooooorme.