Proceso de mi tarjeta "Árbol de navidad multicolor"


Hace tan sólo unos días, os proponía el primer desafío de este blog y para ello hay que seguir las indicaciones del tutorial pertinente,¿recordáis?
Como dejé a medias lo de la explicación sobre cómo realicé la tarjeta y los materiales empleados, para no extenderme demasiado, y aun así lo logré sólo en parte, os hablo hoy del proceso, ¿de acuerdo?Cuando leáis, veréis que son materiales muy comunes, porque desde hace algunas semanas, consciente del gasto desmedido en productos scraperos que he realizado durante octubre y noviembre (los dos primeros meses de mi andadura en este mundillo), he tomado la determinación de no comprar más que aquello que me resulte imprescindible para cada trabajo. Se acabó eso de comprar autosugestionada con el manido y peligroso“por si…”
Bueno, y me dejo de preámbulos, para dejaros por fin, con la esencia de esta entrada ligera y suave, hecha con todo el mimo, con la sana intención de  que no ralentice más las digestiones difíciles y lentas, tan típicas en estas fechas, ni abotargue vuestros cerebros Guiño. Comenzamos, pues…

Primer plano tarjeta árbol navideño multicolor


MATERIALES:
  • Cartulina roja.
  • Parte de una blonda.
  • Rotuladores de punta fina: negro, turquesa, verde claro, rosa, marrón…
  • Rotulador indeleble de punta fina negro.
  • Botones redondos.
  • Cuatro lentejuelas.
  • Washi tape (uno comprado y otro hecho a mano siguiendo uno de los ejemplos del video tutorial).
  • Pintauñas de varios colores: lila, fucsia, azul turquesa, verde lima, blanco con acabado mate, y otro con purpurina plateada, además de mi querido: "alas de ángel" con purpurina multicolor, sobre fondo dorado. Los uso muy a menudo en mis proyectos, pero jamás en mis uñas je je, salvo que por algún error de cálculo el pincel me manche, como ha sido el caso.
  • Varios adhesivos: pegamento en barra, pegamento líquido para papel, cola blanca, silicona fría.
  • Corner Chomped de 1/4” y 1/2”.
  • Tijeras.
  • Cizalla de Martha Stewart.
  • Troqueladora de bordes de la marca ek Tools.
  • Glossy Accents.
  • Etiquetador Dymo.
A decir verdad, la tarjeta en sí no tiene ningún misterio, así que en cierto modo, creo que sobrarían las explicaciones, pero considero que no podía dejar a medias la explicación que comencé el jueves, y mucho menos cuando adelanté en ella que éste sería el tema de la entrada de hoy. Por tanto, sin más dilación aquí os van las instrucciones, por si os apetece hacer algo parecido. Obviamente es muy mejorable, claro está.
PASO A PASO de la portada:
  • En primer lugar he recortado un trozo de cartulina roja con ayuda de la cizalla. Eso sí, algo más pequeño del tamaño que habitualmente empleo en mis tarjetas.
  • Para redondear las esquinas he usado la medida de media pulgada de mi Corner Chomped (una de mis herramientas fetiche, sin duda).
  • A continuación he recortado, con ayuda de unas tijeras normales, la blonda. Quería que el trozo contuviera los máximos detalles posibles, y por supuesto ellos simulan la forma de las hojas de la copa de mi árbol.
  • En la parte central de la cartulina he pegado un círculo trazado y extraído de un folio verde (estaba previsto usarlo en otro proyecto anterior, pero al final no lo empleé). Por si os interesa, os diré que, en su día,lo corté con mi cortador de círculos (una compra que tengo que rentabilizar como sea, porque es una de las que más me arrepiento).
  • Tenía claro que quería hacer las dos mitades de la copa del árbol similares pero distintas, así que tomando como molde el recorte del paso tres, he ido calcando su perfil y los huecos del “troquel “, con un rotulador negro de punta fina, sobre la mitad izquierda del círculo (si tomamos como referencia un imaginario eje vertical). Confiaba en que el verde del círculo, ayudara a comprender mi idea. No obstante, mi  “calco” sobresale un poco más, porque la blonda se me movió un instante, y como resultado la silueta llega, por unos milímetros, a la zona de la cartulina roja, lo cual quizá confunda un poco. De todos modos, visto ahora, el resultado no me disgusta. Así no son totalmente simétricos.
  • Una vez hecho eso, he coloreado con los pintauñas  de colores lisos, ese recorte. Y una vez secos todos los esmaltes he pegado la pieza sobre la otra mitad libre del círculo. Dejando un pequeño hueco de separación entre ambas mitades : la de la blonda y la “calcada”, para poder añadir más tarde un tronco entre ambas, pintado con rotulador marrón.
  • Para los bordes tanto de la copa como del círculo he optado por la técnica del falso cosido. Yo siempre la llamo de falso pespunte.
  • En cada esquina de la tarjeta he pegado una lentejuela dorada. Odio admitir esto… pero con esta decisión creo que al final he dejado demasiado sosa la tarjeta. Quería rehuir de errores del pasado donde me excedí con los colores o la brillantina, y en esta ocasión me parecía que me había quedado corta Confundido.
  • Para enmendarlo he recurrido al pintauñas de purpurina plateada y lo he utilizado alrededor de la mitad del árbol menos colorida. Y el de alas de ángel, en cambio, alrededor de las purpurinas. Pero mi sensación global al respecto, era que aún le faltaba chispa a la tarjeta. 
  • Como “maceta” de mi peculiar árbol he colocado cuatro botones, enmarcados con varios recortes superpuestos de washi tape a rayas diagonales. En cierto modo pretenden recordar los paquetes bajo el árbol.
  • Completan la portada tres pequeños detalles más: un pequeño corazón rojo (troquelado en su día con la Big Shot), ubicado en la mitad izquierda superior del árbol, sobre el cual he aplicado Glossy Accents para conferirle sensación tridimensional; dos letreros hechos con la Dymo que desean  en inglés paz y amor, respectivamente, o sea… “peace” y “love”.  Nueva licencia poética que me he permitido para recordar la temática navideña.
Hasta aquí sería la parte visible de la tarjeta y que iría encauzada a la cuarta propuesta del “no reto” navideño propugnado desde 3 Flowers. Para conocer qué hice en mi propio desafío, tendremos que escarbar un poquito más, pero no os asustéis, no os voy a exigir pico y pala, ni que recorramos veinte mil leguas de viaje submarino a pulmón. Bastará con que abramos la tarjeta para saber qué es lo que nos aguarda. ¿Me acompañáis?
PASO A PASO del interior:
  • He decorado los márgenes más exteriores con el washi tape de mi elaboración (requisito imprescindible para poder participar en el desafío). Este modelo está hecho con servilletas de papel y cinta fina de doble cara. No me entretengo en explicaros la elaboración, porque ya se explica suficientemente bien en el vídeo del desafío, y no conviene abusar de vuestro tiempo ni de vuestra paciencia. Respecto a los washis confieso que se trata de los dos últimos retales que tenía, pues los hice en octubre y los he ido empleando en algunas páginas de mi smashbook (ya os enseñaré más adelante, un poquillo, cómo va el asunto, pues ahora lo tengo bastante parado, la verdad), y en algún que otro proyecto-regalo hasta que se me han agotado.
  • Volviendo a la tarjeta… he creado un bolsillo, recortando otra pequeña pieza de cartulina roja.
  • He redondeado sus márgenes con la Corner Chomped.
  • He doblado tres de los laterales para poder adherir bien la pieza luego a la cartulina base.
  • He troquelado la parte superior del bolsillo con la ek Tools (otra de mis herramientas fetiche).
  • Más o menos en el centro, a modo de decoración de ese bolsillo, he colocado el sobrante del último recorte de mi washi. “El último de Filipinas”como se suele decir. Casi he llorado al utilizarlo, porque no creía probable poder conseguir más hasta regresar al pueblo, allá por agosto, pero para mi sorpresa y mayor alegría, me he encontrado un paquete enterito de esas servilletas de papel en la mesa de la cocina esta misma mañana, justo después de terminar mi tarjeta, así que voy a hurtar unas cuantas, para tener bien surtido mi desván Desternillado de risa. ¿Será que los Reyes Magos se han adelantado y han decidido no traerme carbón?
Probablemente cualquiera la hubiese dado por acabada, pero yo soy Rebeca, y soy más testaruda que ni sé... Así que la he revisado desde todos los ángulos posibles, la he mirado y requetemirados, hasta que he decidido que mi diseño no recordaba para nada un árbol navideño, así que para evocar un poco esa época, he cogido mi pintauñas blanco y me he liado a hacer copos de nieve por toda la portada. Ahora pueden parecer demasiados, pero al menos no puedo decir que sigue siendo sosa jeje.
 Y en fin, esto es todo lo que quería contaros sobre mi tarjeta “árbol multicolor navideño”. Espero que os haya gustado al menos un poquito, y sobre todo que os decidáis a participar en los desafíos. No olvidéis comentar o compartirlo en vuestras redes sociales, o seguirme. Cualquiera de esas cosas me hace una ilusión tremenda. Aprovecho para dejaros nuevamente el banner de los desafíos desvaneros , y os invito a una próxima cita el miércoles 7 de enero a las 10:30, hora peninsular. A la vuelta, si os parece, nos ponemos al día de lo que nos hayan traído los Reyes Magos. ¿Lugar? Por supuesto este mismo rincón del ciberespacio.

Banner de desafíos


Un besazo enorme.
Image and video hosting by TinyPic 
 

4 comentarios

  1. Está genial me encanta los colores! besotes
    teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Teresa, viniendo de alguien tan veterana como tú... Tu comentario es un subidón. Supongo que quería hacer algo diferente y "rompedor" jeje. Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola! Te ha quedado muy divertida ^^, me pasaba por aquí para desearte un feliz 2015

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias... ¡Feliz 2015 a ti también! Quería algo diferente del típico abeto navideño, pero creo que igual me he pasado con los copos. Un besazo.

      Eliminar

Me encanta tenerte por aquí, desvanero. Es un placer conocer tu opinión. Si quieres que te visite, indícame el nombre de tu sitio, pero no me dejes el enlace, por favor. No quiero que Google me penalice. Gracias y un abrazo enoooooooorme.